Tal y como esperábamos, Qualcomm ha desvelado el Snapdragon 855 durante su evento Technology Summit, que se celebra en Hawaii los días 4, 5 y 6 de diciembre. Se trata del procesador que viene a relevar al Snapdragon 845 como conditio sine qua non puede un teléfono ser considerado gama alta más allá de Apple, Samsung o Huawei.

El enfoque este año está, cómo no y más que nunca, en la inteligencia artificial, la optimización de los juegos, la realidad extendida (aumentada y virtual) y –de una vez por todas– el 5G. Qualcomm ha insistido muchísimo en el despliegue de esta próxima generación de conectividad durante su charla inaugural.

Snapdragon 855: incierto sobre el papel

El Snapdragon 855 llega en el proceso de fabricación en 7 nanómetros de TSMC, al igual que ya se fabrican los A12 Bionic de Apple o el Hisilicon Kirin 980 de Huawei. Esto les permite mejorar ligeramente el rendimiento mientras que reducen considerablemente el consumo energético.

Este nuevo chip llega con la cuarta generación de su motor para tareas de aprendizaje automático. Con ella, esperan triplicar el rendimiento en este tipo de tareas frente a lo que conseguían en la pasada generación gracias a su GPU Adreno, sus núcleos Kryo y su ISP Hexagon. Afirman además duplicar el del Kirin 980 de Huawei.

No se han dado por ahora más detalles acerca del rendimiento de la CPU o la GPU como tales, por lo que no se conoce todavía cómo de potente es esta nueva generación.

Sin embargo, Qualcomm presenta también Elite Gaming, que permite ajustar los gráficos de los juegos a sus chips, presentes en la gran mayoría de teléfonos interesantes actualmente en el mercado.

Este procesador es el primero en soportar conectividad 5G, de la mano del módem Snapdragon X50. Este se basa en la operación de las ondas milimétricas, denominadas mmWave, que llegan hasta los 28 GHz en el espectro radioeléctrico.

Tras años de desarrollo, Qualcomm ha presentado también su sensor de huellas dactilares por ultrasonidos, que toma una imagen tridimensional del dedo a través de la pantalla. Sin muchos más detalles al respecto, toca esperar a que sea presentado en profundidad por la compañía.

Dónde lo veremos

Qualcomm ya avanzó hace unas semanas qué marcas serían las primeras en recibir sus chipsets con 5G. Es de esperar que se desarrolle de una forma similar a lo visto en anteriores generaciones: más allá de Apple, Samsung –que también recurre a ellos en ciertos mercados– y Huawei, prácticamente todos los fabricantes en la gama alta tienen que pasar por esta solución de Qualcomm. Esto incluye a Sony, LG, Xiaomi, HTC, Oppo, Oneplus, Vivo... la lista es larga.