El Snapdragon 845 es el chip que prácticamente todos los smartphones de gama alta Android que se precien llevan en su interior. Está previsto que este martes –a las 20:00 en horario de la España peninsular, 13:00 en Ciudad de México– dé comienzo en Hawaii el Qualcomm Technology Summit, donde la empresa que diseña estos chips lo renueve en el llamado a ser el motor de predilecto en 2019.

Ya habíamos oído hablar de él como Snapdragon 8150. Hoy este nombre en clave se quita la careta y nos muestra que se mantiene finalmente la nomenclatura tradicional, llamándose Snapdragon 855. El producto no es todavía oficial, pero desde TechCrunch han publicado momentáneamente y por error un avance de la información bajo embargo –avistada por WinFuture– lo que nos permite conocer este nuevo chip de Qualcomm y un nuevo sensor de huellas bajo la pantalla.

Snapdragon 855 y nuevo sensor de huellas bajo la pantalla

No sería esta la primera vez que veríamos a Qualcomm dar detalles acerca de sus chips 5G, y se confirma que habrá "soporte para conexiones 5G de múltiples gigabits". Este Snapdragon 855 incluirá además de una Unidad de Procesamiento Neuronal (NPU) dedicada, a diferencia de otros años donde veíamos un DSP Hexagon haciendo estas tareas.

El Snapdragon 855 llegará con optimización para juegos, inteligencia artificial y fotografía computacional. Estrenan la marca 'Snapdragon Elite Gaming', y aunque no se tienen detalles al respecto, parece que Qualcomm tiene algo que decir en los juegos móviles, cada vez más presentes en smartphones.

También la fotografía computacional, que permite –y cada vez más– implementaciones hasta ahora demasiado complejas a nivel técnico. Un ejemplo de esto es lo que está haciendo Google con Night Sight, su modo zoom o el modo retrato, del que por cierto es interesante ver cómo lo han entrenado.

El Snapdragon 855 se sube a los diseños tri-clúster, es decir, que agrupa sus núcleos de la CPU en tres segmentos:

  • Cuatro núcleos de bajo consumo a 1.8 GHz
  • Tres núcleos de alto rendimiento (Gold) a 2.4 GHz
  • Un núcleo de alto rendimiento a 2.8 GHz

La razón de esta configuración es que de esta forma se permite al dispositivo realizar tareas intensivas de forma eficaz sin que penalice el consumo energético: solo hay un núcleo realizando la tarea principal, sin que el resto esté drenando la batería más de lo necesario.

En el apartado gráfico, la GPU Adreno 630 del Snapdragon 845 será sustituida por una Adreno 640 en el Snapdragon 855. Aunque no hay detalles al respecto, en base a anteriores generaciones donde no ha variado la nomenclatura inicial, podríamos esperar una mejora en el rendimiento gráfico de hasta el 30%.

El Snapdragon 855 será fabricado en el proceso de 7 nanómetros que ya da vida a los procesadores A12 Bionic de Apple o el Hisilicon Kirin 980 de Huawei, fabricado por TSMC. Se diferencia ligeramente del proceso del Exynos 9820 de Samsung en 8 nanómetros, también tri-clúster. Se incluye un módem Snapdragon X50 para 5G además de otro X24 para LTE.

Por último, mencionar que se espera que Qualcomm presente hoy un nuevo lector de huellas bajo la pantalla, del que no se conocen más detalles, pero está incluido en el título de la noticia original de TechCrunch. Recordemos que Qualcomm lleva ya al menos un par de años desarrollando este tipo de sensores. Quizás este nuevo diseño ponga a este método de identificación a la altura de los lectores traseros que tan bien funcionan ya.