Habiendo constatado que First Man es la mejor de las seis películas sobre las aventuras de astronautas reales que se han rodado hasta la fecha, por la buena labor del cineasta estadounidense Damien Chazelle (La La Land) y su equipo, veamos quiénes son los viajeros espaciales históricos que aparecen en pantalla a lo largo de las dos horas y pico que dura el filme. No hay más remedio que comenzar con lo obvio: Neil Armstrong (1930-2012), al que interpreta Ryan Gosling (Drive, Blade Runner 2049), ingresó en la Marina en 1949, fue piloto naval y, durante su paso por la Guerra de Corea (1950-1953), pudo combatir en cazas a reacción, para después regresar a la Universidad Purdue de Indiana, donde cursó sus estudios con una beca del Plan Holloway de la Armada estadounidense, y licenciarse como ingeniero aeronáutico en 1955.

Gracias a su experiencia militar, consiguió un empleo como piloto de pruebas en el Centro de Vuelo de Alta Velocidad del Comité Asesor Nacional para la Aeronáutica (NACA), sito en la Base de la Fuerza Aérea Edwards de California, donde protagonizó varios incidentes que pusieron en peligro su vida, era considerado “el más capaz técnicamente de los primeros pilotos del X-15” y completó unas 2.400 horas a los mandos de las aeronaves experimentales. La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) absorbió el Comité en 1958, y Armstrong fue seleccionado para participar en los proyectos aeroespaciales, pero los pilotos civiles como él no podían ser elegidos como astronautas hasta que, en 1962, acabaron las restricciones en ese sentido con el Programa Gemini y pudo presentar por fin su candidatura.

Pero la solicitud llegó fuera de plazo y, de no ser por Dick Day, compañero suyo en la Base Edwards que la metió entre las demás sin que nadie se enterara, Armstrong se habría quedado fuera y, tal vez, no hubiese podido comandar luego la misión Gemini 8 en marzo de 1966, durante la que el Titán 2 se acopló con el vehículo no tripulado Agena, ni la del inmortal Apollo 11, en la que el ser humano pisó la Luna por primera vez el 20 de julio de 1969; ni habría sido profesor de Ingeniería Aeroespacial en la Universidad de Cincinnati hasta 1980, ni Mike Dunn le habría incluido en su expedición al Polo Norte en 1985, ni un cráter lunar y un asteroide descubierto por Antonín Mrkos llevarían su apellido desde 1970 y 1999 ni, faltaría más, el Centro de Vuelo de Edwards, que habían rebautizado en honor del ingeniero Hugh Dryden en 1976, volvería a cambiar su nombre por el de Armstrong en 2014.

first man astronautas
NASA

También tenemos a Edward White (1930-1967), al que encarna Jason Clarke (El gran Gatsby), que el 3 de junio de 1965 fue el primer yanqui que dio una caminata espacial, de veintiún minutos, durante la misión Gemini 4, que murió el 21 de febrero de 1967 en un incendio de la cabina del Apolo 1 cuando entrenaba con Gus Grissom y Roger Chaffee y cuyo nombre se le colocó a un cráter de la Luna en 1970. Grissom (n. 1926), con el rosto de Shea Whigham (Kong: La isla calavera) en First Man, fue el primero en intervenir en dos misiones, Mercury Redstone 4 y Gemini 3, en julio de 1961 y en marzo de 1965, otro cráter lunar luce su nombre desde 1970 y un asteroide y una colina de Marte desde 2006. Pero para Chaffee (n. 1935), en cuya piel se metió Corey Michael Smith (Carol), el Apolo 1 iba a ser su puesta de largo como astronauta, pese a lo que a otro cráter de la Luna se lo conoce desde 1970 por su apellido.

La historia de Deke Slayton (1924-1993), al que interpreta Kyle Chandler (King Kong), resulta curiosa: fue uno de los seleccionados para el programa Mercury en 1959 y se le apartó en 1962 por una afección cardíaca, y en 1963, le nombraron director de operaciones de la NASA, aquel que escogería a los astronautas de los proyectos Gemini y Apolo; y en julio de 1975, a los cincuenta y un años, se convirtió en la persona de mayor edad en volar al espacio para la misión Apolo-Soyuz, con la que se terminó la carrera espacial entre Estados Unidos y la Unión Soviética, sólo superado en octubre de 1998 por John Glenn (1921-2016), al que encarna John David Whalen (Casino Jack), a los setenta y siete años en el transbordador Discovery; y ya había sido el primer americano en orbitar la Tierra durante la misión Friendship 7 de febrero de 1962.

Uno de los doce astronautas que han pisado la Luna, en julio de 1971 con el Apolo 15, es Dave Scott (n. 1932), en cuya piel se ha metido Christopher Abbott (Girls) para First Man y que también formó parte de las tripulaciones de Gemini 8 con Armstrong y Apolo 9 en marzo de 1969. Lo que más destaca de la trayectoria de Jim Lovell (n. 1928), al que presta su rostro Pablo Schreiber (The Wire), es que fue el comandante de accidentada misión Apolo 13, pero previamente había subido a los aparatos de Gemini 7 y 12 y Apolo 8, y otro cráter lunar lleva su nombre desde 1970. Y Pete Conrad (1930-1999), al que interpreta Ethan Embry (Grace and Frankie), abordó en las misiones Gemini 5 y 11, Apolo 12 y Skylab 2 en agosto de 1965, septiembre de 1966, abril de 1967 y mayo de 1973, y cuando iba a pasearse por la Luna en la tercera, comentó: “Ese pudeo haber sido un pequeño paso para Neil [Armstrong], ¡pero ha sido uno grande para mí!”

Los dos primeros vuelos orbitales de la historia, 90 y 91 con un X-15, fueron pilotados por una misma persona los hizo Joe Walker (1921-1966), al que encarna Brian d'Arcy James (1922) en First Man, en julio y agosto de 1963, y solamente la soviética Valentina Tereshkova se le adelantó como civil en el espacio con el Vostok 6 un mes antes. Su fallecimiento se produjo cuando contaba unos escasos cuarenta y cinco años en un accidente aéreo: su caza Lockheed se estampó contra un bombardero North American, cuyo copiloto, Carl Ross, murió también al estrellarse cerca de la localidad californiana de Barstow; y otro cráter en la Luna le recuerda, al igual que el diseñador de aeronaves John Eaves creó la clase Walker de la flota estelar de Star Trek para honrarlo. Y Richard Gordon (1929-2017), cuya cara es la de Skyler Bible (In Time), se subió a la Gemini 11 y al Apolo 12.

Gordon Cooper (1927-2004), en el que se transforma William Gregory Lee (Justified), comandó las misiones Mercury Atlas 9 en mayo de 1963 y la antedicha Gemini 5. Pero el astronauta que más vuelos espaciales ha completado es John Young (1930-2018), al que interpreta Choppy Guillotte (Sin identidad); seis nada menos: Gemini 3 y 10, Apolo 10 y 16, STS-1 y 9. Y, por último, hablemos de los dos acompañantes de Neil Armstrong en su inolvidable primera travesía a nuestro satélite en el Apolo 11: Buzz Aldrin y Mike Collins (ns. 1930), a los que encarnan Corey Stoll (House of Cards) y Lukas Haas (Brick, Origen). El primero estuvo antes en la misión Gemini 12, y el segundo, en la 10; y de ambos hay cráteres lunares con su nombre desde 1970, como no podía ser de otra manera.

Aldrin, además, ha aparecido en episodios de series de televisión como “Deep Space Homer” (5x15) de Los Simpson (Matt Groening, James L. Brooks y Sam Simon, desde 1989), “Space Cadet” (3x07) de Recess (Paul Germain y Joe Ansolabehere, 1997-2001), “Killer Chat” (3x11) de Numb3rs (Nicolas Falacci y Cheryl Heuton, 2005-2010), “The Moms” (4x20) de 30 Rock (Tina Fey, 2006-2013) y “The Holographic Excitation” (6x05) de The Big Bang Theory (Chuck Lorre y Bill Prady, 2017-2019), y en el largometraje Transformers: El lado oscuro de la Luna (Michael Bay, 2011). Y a este viajero espacial debe su nombre el personaje Buzz Lightyear de la saga cinematográfica animada Toy Story (John Lasseter, Ash Brannon y Lee Unkrich, 1995-2010), porque es “el más genial de un astronauta”. Sobre todo si ha pisado la Luna.