Ya los responsables de la adaptación seriada de Heridas abiertas (Marti Noxon y Jean-Marc Vallée, 2018), que probablemente no tendrá segunda temporada, se preocuparon por las personas con los mismos problemas que la protagonista, Camille Preaker (Amy Adams), colocando al final de cada episodio el siguiente mensaje para la ciudadanía de Estados Unidos: “Si usted o alguien que conoce lucha contra las autolesiones o el abuso de sustancias, busque ayuda contactando con la Administración de Servicios de Salud Mental y Abuso de Sustancias (SAMHSA)”. Y ahora son los de la serie Fear the Walking Dead (Robert Kirkman y Dave Erickson, desde 2015) los que no quieren que sus espectadores mueran envenenados tras ver uno de los guiros de guion de “... I Lose Myself” (4x16), el episodio con el que han cerrado la cuarta temporada.

Resulta que la antogonista de su segunda parte, la enajenada Martha (Tonya Pinkins), le había echado anticongelante a la gran cantidad de botellas de agua que había en la estación de servicio extrañamente repleta, a la que Morgan Jones (Lennie James) había llegado en “The Code” (4x11) y sus amigos, en este último episodio. El anticongelante es una sustancia que se le suele añadir a la gasolina, al diésel y al agua del circuito de refrigeración de los motores para que no se solidifiquen en invierno por las bajas temperaturas, e intoxicarse con ella como los protagonistas provoca mareos, náuseas y vómitos, dolor abdominal y en los riñones, disnea e hiperventilación, espasmos musculares, pancreatitis, acidosis metabólica, ceguera, espasmos y convulsiones e incluso la muerte sin el tratamiento médico oportuno, todo ello debido sus ingredientes tóxicos: el etilenglicol, el metanol o el isopropanol.

fear the walking dead 4x16 i lose myself
AMC

Esto se debe a lo que producen estos compuestos al metabolizarse con su descomposición por el revestimiento estomacal y las enzimas del hígado. El etinelglicol convierte secuencialmente en glycoaldehyde y ácido glicólico, que ocasiona la acidosis y, así, hiperventilación con el aumento de pH en la sangre; y el oxálico, que forma oxalato cristalino al unirse con el calcio acumulado en los riñones y, con ello, piedras que obstruyen y causan insuficiencia renal. El metanol descompuesto se metaboliza como formaldehído y, después, en ácido fórmico, que daña el nervio ocular y origina la ceguera; y el isopropanol, en acetona, que deprime el funcionamiento del sistema nervioso central. La enloquecida Martha trabajaba como profesora de Lengua Inglesa antes del apocalipsis zombi, pero debía de conocer de algún modo lo que perjudica la ingesta de anticongelante.

Por su sabor dulce puede pasar bien desapercibido en una bebida cualquiera, que es exactamente lo que les ocurre a Alicia Clark (Alycia Debnam-Carey), Luciana Gálvez (Danay García), Victor Strand (Colman Domingo), John Dorie (Garret Dillahunt), June (Jenna Elfman), Althea (Maggie Grace), Charlie (Alexa Nisenson), Sarah (Mo Collins) y Wendell (Daryl Mitchell) cuando consumen el agua envenenada. Luego, conscientes de lo que ha sucedido y con mucha dificultad, intentan contrarrestarlo con el etanol del combustible de un vehículo, pero su tanque termina agujereado por las balas descargadas contra los zombis desde el antiguo cacharro rodante de los SWAT a cargo de Althea. Pero cuando todo parecía perdido y su muerte y transformación cercana en devoradores putrefactos, llega Morgan con un camión de la cerveza de Jim Brauer (Aaron Stanford), que contiene un cinco por ciento de etanol.

fear the walking dead 4x16 i lose myself
AMC

Es una circunstancia extraña, pero el anticongelante puede consumirse por error al confundirlo con otras bebidas, tanto seres humanos como mascotas, y hay a quien le ha servido para cometer asesinatos premeditados. Una persona envenenada con ello requiere atención médica con suma prontitud en un centro de cuidados intensivos, y el tratamiento se basa en anticonvulsionanes, hemodiálisis, ácido folínico, piridoxina, tiamina y, sí, etanol. Pero como no se trata sólo de administrar este compuesto químico sino también del resto, los responsables de Fear the Walking Dead no han tenido más opción que dejarnos subtitulado el siguiente mensaje durante los créditos del último episodio: “Advertencia: la cura para el envenenamiento por anticoagulante es sólo un efecto dramático y no constituye ni debe considerarse un procedimiento médico de urgencia. En caso de ingestión de anticoagulante, llame inmediatamente a urgencias o a un centro médico especializado”. No lo olvidéis.