Una de las series televisivas más ha dejado sentir su influencia en las posteriores por su temática, enfoque, elementos, estilo y forma de rodar los episodios es The X-Files, creada por Chris Carter en 1993, con once temporadas a día de hoy después de sus dos periodos, hasta 2002 y a partir de 2016, y un par de películas para la gran pantalla, Fight the Future (Rob Bowman, 1998) y I Want to Believe (Carter, 2008). Ha cumplido veinticinco años desde que su estreno en la cadena Fox, que se dice pronto, un cuarto de siglo durante el que los agentes Mulder y Scully del FBI, interpretados por David Duchovny (Californication) y Gillian Anderson (Hannibal, American Gods) han hecho las delicias de sus seguidores... hasta, tal vez, sus decepcionantes últimas dos temporadas.

El lema de The X-Files, que acostumbra a leerse al final de la secuencia hipnótica de los títulos, es lo que sigue: “La verdad está ahí fuera”, y en la versión original: “The truth is out there”; porque eso buscan sus protagonistas, la esquiva verdad sobre una conspiración inimaginable de mayúsculas proporciones que poderes oscuros intentan ocultar a toda costa, y en los capítulos sueltos, la que entrañan distintos enigmas paranormales. Es una idea que se esgrime a menudo a lo largo de todas sus temporadas; de hecho, el capítulo doble que se suponía el último de la serie antes del revival se titula “The Truth” (9x19-20). Pero, en honor a esa misma verdad, no siempre se encuentra dicha frase en los títulos, sino que se cambia en hasta veintinueve ocasiones según el contexto de los episodios.

La primera fue en “The Erlenmeyer Flask” (1x24), donde leemos: “Trust no one”, o sea: “No confíes en nadie”, las últimas palabras de Garganta Profunda (Jerry Hardin), dirigidas a Scully y, por extensión, a Mulder. En “Ascension” (2x06), es Mr. X (Steven Williams) quien le habla de la política única de los que se empeñan en esconder la verdad: “Deny everything”, esto es: “Niégalo todo”. En “Anasazi” (2x25), con la implicación en el meollo del misterio de los nativos americanos navajos, se incluye una transcipción en su idioma: “ÉÍ 'AANÍÍGGÓÓ 'ÁHOOT'É'”, es decir: “La verdad está lejos de aquí”. Y en “731” (3x10), la frase de los títulos se refiere a la práctica que los conspiradores prefieren antes que evitar hacer daño: “Apology is policy”, o sea: “La política es disculparse”.

the x-files la verdad esta ahí fuera
Fox

En “Herrenvolk” (4x01), el Cazarecompensas metamófico de otro mundo le espeta a Mulder: “Everything dies”, esto es: “Todo muere”. En “Teliko” (4x03), el primer episodio no integrado en la trama conspirativa en el que sustituyen el lema habitual, tenemos lo siguiente: “Deceive, inveigle, obfuscate”, es decir: “Engañar, embaucar, ofuscar”, las tres cosas que Samuel Aboah (Willie Amakye) realiza con su naturaleza no humana. Y en “Terma” (4x09), descubrimos el célebre epílogo italiano de Galileo Galilei después de que la Santa Inquisición católica le obligase a renegar del heliocentrismo: “E pur si muove”, o sea: “Y, sin embargo, se mueve”, y aquí se aplica, no sólo a la verdad que sus artífices pretenden encubrir, sino también a la vida móvil del abominable aceite negro.

En “Gethsemane” (4x24), el montaje con el objetivo de proseguir con el supuesto engaño de la conspiración se lleva las palabras de lo títulos: “Believe the lie”, esto es: “Cree la mentira”. En “Redux” (5x01), continúan con el mismo pensamiento: “All lies lead to the truth”, es decir: “Todas las mentiras conducen a la verdad”. En “The Red and the Black” (5x14), se plantea la disyuntiva sobre cómo comportarse ante una invasión extraterrestre: “Resist or serve”, o sea: “Resiste o sirve”. En el capítulo homónimo con el que termina la quinta temporada (5x20), nos abruman con su sencilla elocuencia: “The End”, esto es: “El fin”. En “Triangle” (6x03), con Mulder perdido y asediado por nazis, la frase es alemana: “Die Wahrheit ist irgendwo da draußen”, es decir: “La verdad esta ahí fuera, en algún lugar”.

En “The Unnatural” (6x19), con la importancia del béisbol en su desarrollo, nos proponen su vocabulario: “In the big inning”, o sea: “En la gran entrada”, que además supone un juego de palabras sobre “el inicio” (“the beginning”) de la conspiración con el ovni de Roswell. En “Sixth Extinction II: Amor Fati” (7x01), colocan esta frase latina sobre “el amor al destino”, esto es, la actitud de a quien se le antoja como algo bueno cuanto le ocurre en la vida. En “Closure” (7x11), Mulder y el médium Harold Piller (Anthony Heald) deben aceptar ciertas verdades que duelen pero liberan: “Believe to understand”, es decir: “Cree para entender”. Y en “Nothing Important Happened Today II” (9x02), agarran simplemente el irónico título del episodio doble y lo colocan en lugar del lema: “Nada importante ha sucedido hoy”.

the x-files la verdad esta ahí fuera
Fox

En “4-D” (9x04), por la investigación sobre una dimensión espejo, los guionistas de dan la vuelta a la frase de siempre: “ereht tuo si hturt ehT”, o sea: “La verdad esta ahí fuera” al revés. En “Trust No 1” (9x06), capítulo cuyo nombre alude a las últimas palabras de Garganta Profunda, la vigilancia de los conspiradores con los supersoldados alienígenas explica lo que se lee en los títulos: “They're watching”, esto es: “Ellos están mirando”. En “Improbable” (9x13), la participación de un Dios muy particular (Burt Reynolds) en los acontecimientos esclarece la sustitución: “Dio t'ama”, es decir: en italiano, “Dios te ama”. Y en “My Struggle II” (10x06), con la llegada supuesta del apocalipsis humano, cambian lo de costumbre por: “This is the end”, o sea: “Este es el fin”.

En “My Struggle III” (11x01), aparece el texto del famoso póster que Mulder siempre había tenido en su despacho, en el sótano de la sede capitalina del FBI, pero con un añadido siniestro: “I want to believe. I want to lie”, esto es: “Quiero creer. Quiero mentir”. En “This” (11x02), Mulder se pregunta si no es responsable de las muertes de sus amigos, de modo que: “Accuse your enemies of that which you are guilty”, es decir: “Acusa a tus enemigos de lo que eres culpable”. En “Plus One” (11x03), por la trama del clásico doppelgänger, el lema tradicional se muestra dos veces. Y en “Ghouli” (11x05), en relación a las habilidades psíquicas de Jackson Van De Kamp (Miles Robbins), se lee: “You see what I want you to see”, o sea: “Ves lo que yo quiero que veas”.

En “Kitten” (11x06), como el pasado en Vietnam del director adjunto Walter Skinner (Mitch Pileggi) regresa para ponerle en peligro, los guionistas han optado por lo obvio: “A war is never over”, esto es: “Una guerra nunca termina”. En el impronunciable “Rm9sbG93ZXJz” (11x07), por la intriga robótica, han adaptado el lema conocido según el sistema de numeración posicional Base 64: “VghlIFRydXRoIGlzIE91dCBUaGVyZQ==”. En “Nothing Lasts Forever” (11x09), se modifica lo que declara el póster de Mulder para relacionarlo con los procedimientos de belleza y juventud de Barbara Beaumont (Fiona Vroom): “I want to be beautiful”, es decir: “Quiero ser hermosa”. Y en “My Struggle IV” (11x10), el latinismo cristiano “Salvator Mundi”, o sea: “Salvador del mundo”, retoma lo profetizado sobre William. Así que, como puede observarse, The X-Files ha pasado de la moderación al reemplazar el lema de siempre al abuso en la undécima temporada, tal como los guiones de la misma han abusado de nuestra paciencia.