Kevin Spacey está siendo investigado por tres acusaciones más de acoso sexual que se suman a las varias ya realizadas desde el pasado mes de noviembre, cuando el actor Anthony Rapp expuso su caso y dio pie a que el resto de afectados hiciera lo propio. Desde entonces, Spacey se ha visto apartado por Netflix de la sexta y última temporada de House of Cards, además de ser rodadas de nuevo las escenas de All the Money in the World, la película de Ridley Scott en la que también participaba el conocido artista.

Tres nuevas acusaciones se vierten ahora sobre el actor, las cuales están siendo ya investigadas por la policía británica y habrían tenido lugar en Reino Unido en 1996, 2008 y 2013. Spacey ya estaba siendo investigado por las autoridades del país por otras acusaciones que se habían realizado anteriormente. En total, el actor enfrenta más de 30 acusaciones por acoso sexual en todo el mundo en el que es uno de los grandes escándalos de Hollywood, junto con el de Harvey Weinstein, de los últimos tiempos.

Spacey, repudiado

Después de conocerse las primeras acusaciones de acoso, el actor afirmó que pondría en manos de profesionales para buscar "tratamiento" ante su deplorable conducta, aunque desde entonces han sido muchos más los casos expuestos, evidenciando que la actitud de Spacey era mucho más grave de lo que él mismo quiso exponer en un principio. Incluso sus compañeros de House of Cards le acusaron de acoso en el rodaje.

Con una serie que continuará ahora durante una temporada más sin Frank Underwood y una industria, la cinematográfica, que le ha cerrado ya sus puertas de por vida, queda por ver en qué terminaran todas las acusaciones a las que tendrá que hacer frente de aquí en adelante.