Las denuncias de acoso sexual a Kevin Spacey van en aumento. El primero en poner al actor en el punto de mira fue Anthony Rapp, quien afirmó que le acosó sexualmente cuando tenía 14 años. El director y productor de cine Tony Montana fue el siguiente en contar su caso, seguido del barman británico Daniel Beal y el actor mexicano Robert Cavazos. El equipo de la serie House of Cards ha sido el último en unirse a la lista de víctimas y ha afirmado que el entorno de trabajo se convirtió en "tóxico" a causa de las numerosas experiencias de acoso durante el rodaje.

En total, ocho trabajadores de la serie de Netflix han descrito la conducta de Spacey como "depredadora", además de hacer comentarios toscos y toqueteos sin consentimiento. Por otro lado, un ex asistente de producción afirmó que el protagonista de House of Cards le atacó sexualmente durante una de las primeras temporadas del programa, informó CNN.

El antiguo trabajador explicó que el actor le tocó por debajo del pantalón antes de entrar en el set de rodaje. La presunta víctima admitió quedarse en estado de shock y tuvo miedo porque Spacey "era un hombre en una posición muy poderosa en el programa y yo era alguien muy bajo en el tótem". El chico ha decidido mantenerse en el anonimato, así como los otros trabajadores, y ha preferido no contar muchos detalles sobre la historia para evitar que se le identifique.

Sin embargo, sí ha recordado que Spacey le arrinconó en un momento e hizo un "acto inapropiado". El ex asistente de producción le dijo a Spacey que no estaba cómodo con estos comportamientos, y el actor se subió a su automóvil y no apareció en el resto del día. Este suceso tuvo lugar meses después de que el antiguo trabajador le informara a un supervisor de que Spacey le había estado acosando sexualmente. La respuesta del supervisor fue evitar que el chico y Spacey se quedaran a solas. El hostigamiento paró en ese momento, hasta que volvió a acosarle. El asistente de producción destacó:

No tengo ninguna duda de que este tipo de comportamiento predatorio era rutinario para él y que mi experiencia fue una de muchas y que Kevin tenía pocas dudas, si es que tenía alguna, sobre explotar su estatus y posición.

Otro miembro del equipo de House of Cards afirmó que Kevin Spacey le tocaba, le masajeaba o tenía con él conversaciones inapropiadas. Las otras voces que han hablado sobre el comportamiento de Kevin Spacey han subrayado que prácticamente todos los trabajadores eran conscientes de lo que estaba pasando, pero que no lo denunciaron por miedo a las represalias o a perder sus empleos.

Netflix y la productora Media Rights Capital (MRC) anunciaron el pasado martes 31 de octubre que la producción de la sexta y última temporada quedaba suspendida, tras tener conocimiento de la acusación de Anthony Rapp. En un comunicado, el gigante del streaming apuntó que no habían sido informados de otro incidente que involucre a Spacey, pero que continúan colaborando con MRC y otras productoras y socios para mantener un ambiente de trabajo seguro y respetuoso.

Por su parte, Media Rights Capital destacó que habían habilitado "una línea telefónica para denuncias anónimas, asesores de crisis y asesores legales de acoso sexual" para el equipo de House of Cards.

Kevin Spacey ha respondido solamente a las acusaciones de Anthony Rapp, sobre las que ha afirmado que no recuerdo nada y que si el incidente ocurrió tal y como afirma el escritor, le debe "una disculpa sincera". Este jueves 2 de noviembre, el actor ha anunciado que se va a tomar un tiempo para buscar tratamiento y evaluación por sus actos.