Netflix anunció el pasado lunes 31 de octubre que la sexta temporada sería la última de House of Cards, justo después de que el protagonista Kevin Spacey fuera acusado de acoso sexual por parte del actor Anthony Rapp. Esta demanda podría tener más consecuencias para la serie de lo que se pensó inicialmente y los nuevos capítulos han sido cancelados.

Así lo ha afirmado el servicio de streaming y la productora Media Rights Capital en una declaración, en la que han anunciado que suspenderán la producción del programa hasta nuevos aviso "para darnos tiempo para revisar la situación actual y abordar cualquier preocupación de nuestro reparto y equipo".

La nueva temporada se estrenaría en 2018 y contaría con 13 capítulos, que marcarían el desenlace de la trama política en torno a Frank y Claire Underwood.

En un principio, el final de House of Cards ya había sido pensado antes de las acusaciones a Kevin Spacey aunque las compañías afirmaron estar "profundamente preocupadas por las noticias de anoche sobre Kevin Spacey. En respuesta a las revelaciones de anoche, los ejecutivos de ambas compañías llegaron a Baltimore esta tarde para reunirse con nuestro elenco y el equipo para garantizar que continúen sintiéndose seguros y apoyados".

Sin embargo, el escándalo ha acabado teniendo un efecto directo y, al menos hasta el momento, la aclamada serie de Netflix podría haber llegado a su final definitivo.