La historia del hijo fallecido de Arnold Weber (Jeffrey Wright), incluida en su versión robótica como Bernard Lowe, vuelve a Westworld con las primeras imágenes del episodio “Les Écorchés” (2x07). En el hilo temporal del presente, Ashley Stubbs (Luke Hemsworth) habla con el androide de sus sospechas sobre el hecho de que Karl Strand (Gustaf Skarsgård) no ha venido al parque a rescatarles porque no busca supervivientes, sino a proteger “el proyecto” y eliminar a todo el que lo conozca, le dice que Theresa Cullen (Sidse Babett Knudsen), jefa de Control de Calidad a la que el propio Lowe dio muerte por orden del difunto Robert Ford (Anthony Hopkins) en “Trompe L'Oleil” (1x07), había escondido un aparato para comunicarse con el exterior que puede servirles.

Pero Strand les cierra el paso y, sugiriendo que la junta directiva es consciente del homicidio de Cullen y que alguien pretende vender “una llave” al mejor postor, les lleva al edificio en la que la mataron “para negociar” con Charlotte Hale (Tessa Thompson). “El proyecto es un punto crucial para la raza humana”, apunta ella. Y poco después descubren copias de Bernard inactivas y tapadas en una habitación oculta. Y tras los hermosos títulos, Hale le interroga para saber qué hizo Dolores Abernathy (Evan Rachel Wood) con su padre robótico, Peter (Louis Herthum): estrelló el tren que iba a Sweetwater contra las instalaciones administrativas en “Phase Space” (2x06) y accedió a ellas con Teddy Flodd (James Mardsen) y sus anfitriones acompañantes para recuperarlo a tiros.

westworld 2x07 les ecorches
HBO

Al tiempo, Ford le explica a Lowe en el mundo virtual de la Cuna que su mente ha sobrevivido, y él se da cuenta de que la unidad de control que había imprimido era la de su jefe. “¿No has comprendido, Bernard, lo que este lugar es en realidad”, le pregunta este, pero es como si se dirigiera a los espectadores, ¡y nosotros nos morimos por saberlo! Y el androide nos lo revela: “El parque es un experimento, un laboratorio”, responde a Ford, para copiar a los huéspedes. Y, con una elocuencia y una concisión indiscutible y muy agradecida, nos descerraja: “No vinimos a codificar a los anfitriones, sino a descodificar a los huéspedes”. Y su jefe difunto le informa de que el proyecto aún no funciona porque el equipo de Delos aún no es capaz de conseguir estabilizar las mentes y que no se degraden y enloquezcan en el mundo real.

Sin embargo, el travieso Ford no quiere aclararle cómo escaparían los anfitriones de allí a través de Gloria, o sea, de qué trata el final de su caótico juego; por suerte para nuestro disfrute de los enigmas en Westword: y así concluye la secuencia más interesante del episodio, en la que es un gusto escuchar a Hopkins como de costumbre. Pero con la gran tensión e importancia dramática de la siguiente, en la que Maeve Millay (Thandie Newton) se enfrenta por fin al Hombre de Negro (Ed Harris) con sus nuevos poderes telepáticos y el despierto Lawrence (Clifton Collins Jr.) interponiéndose, logran que no decaiga ni un poco el interés. Los dos quedan muy maltrechos, y ella no puede evitar que los indios tomen a su hija (Jasmyn Rae) antes de que llegue el equipo de Delos al que Lee Sizemore (Simon Quaterman) había llamado en el capítulo precedente.

westworld 2x07 les ecorches
HBO

Y volvemos a las revelaciones de Ford a Bernard: “el proyectito horrible” de James Delos (Peter Mulan) no existía cuando Arnold se suicidó y, como Dolores era la que le había analizado en mayor profundidad durante sus múltiples conversaciones, le encargó Ford que testeara a Bernard como vemos en el desconcertante principio de “Phase Space”. Y continúa Ford con estas palabras: “Ellos quieren fidelidad, Bernard; un retrato fiel de la especie más asesina desde el inicio de los tiempos. Pero tú y los demás anfitriones sois algo muy distinto: una obra original, más justos, más nobles. Pero tu propia naturaleza garantiza que te devoren, Bernard. Y toda la belleza de lo que eres y podrías ser... podría sumirse en la oscuridad para siempre. A menos que abramos la puerta”. Y restaura el control del sistema perdido.

Hale le dice a Stubbs a la fuerza que lo que Peter Abernathy guarda es una llave de descodificación, pero Teddy les interrumpe y Dolores exige saber cómo sacársela de la cabeza. Y, por lo visto, Ford puede comunicarse con Bernard mentalmente, y le empuja a dar esquinazo a Elsie Hughes (Shannon Woodward) para dedicarse a lo suyo. Cae la letal Clementine Pennyfeather (Angela Sarafyan) frente a Engels (Ronnie Gene Blevins), lugarteniente de Coughlin (Timothy V. Murphy), en la refriega de las instalaciones centrales, pero este se volatiliza en la explosión que causa la seductora Angela (Talulah Riley), junto con la propia anfitriona y los ordenadores de la Cuna, que albergaban los backups únicos de los robots; en teoría. Hale y Stubbs huyen, y Teddy pelea con Coughlin y acaba con él.

westworld 2x07 les ecorches
HBO

El grupo de Delos que ha recogido a Lee y Maeve se presenta en el mismo edificio. La Séptima Sinfonía de Beethoven mece la matanza a cámara lenta, demostrando lo bien que se musicaliza Westworld; y Ford hace que Bernard destruya el sistema por completo y, en su marcha con el núcleo cerebral de su padre, Dolores se topa con la malherida Maeve y, de nuevo, le permite seguir su propio camino, mientras Lee se esconde. Ford obliga a Bernard a que tirotee a unos soldados de Delos, y así demuestra que puede controlarle a su antojo. Y, tras unos cuantos flashbacks de la vida de Arnold Weber y de sus propias experiencias como androide, en los que vemos a su hijo, a su mujer, el disparo en la cabeza que le propinó Dolores y la muerte de Theresa a manos suyas, Hale consigue que le diga dónde se encuentra la unidad de control de Peter Abernathy, y Strand anuncia entonces que deben regresar al valle inundado. Qué ganas de que la HBO estrene el siguiente episodio.