El largo episodio “The Riddle of the Sphinx” (2x04), con guion de Gina Atwater y del propio Jonathan Nolan y la batuta de la otra showrunner, Lisa Joy, va directamente a los elaborados títulos de Westworld, obra de Jason Lanier Brown, y al tema principal de la partitura compuesta por Ramin Djawadi (Prison Break, Person of Interest, Juego de tronos). Y desde la primera escena deja bien claro Lisa Joy que está aquí para lucirse, para ofrecernos su ejercicio de estilo particular, recreándose en el espacio retrofuturista cerrado en el que está el magnate James Delos (Peter Mullan) y en lo que parece parte de su rutina diaria, con la canción “Play With Fire”, de The Rolling Stones, sondando en un pulcro tocadiscos. Por el aislamiento, su ligero temblor en una mano y un comentario fugaz que le hace a William (Jimmi Simpson), suponemos pronto que se encuentra ahí por la enfermedad que le había obligado a retirarse según vimos en “Reunion” (2x02). Pero dice que “tiene un negocio que dirigir” y eso no cuadra mucho.

Se halla en periodo de observación y su yerno es quien va a hacerle una entrevista “para capturar su personalidad y sentido del humor” y “establecer un marco de referencia” relacionado con la fidelidad; y probablemente se esté refiriendo a la exactitud en los datos recabados sobre él, no a lo leal que sea el moribundo. A continuación, le muestra alguna clase de documento explicativo que no nos permiten ver. Y saltamos a la aventura futura del Hombre de Negro (Ed Harris) con Lawrence (Clifton Collins Jr.) para alcanzar a “las puertas del cielo”, o lo que los soldados confederados, Dolores Abernathy (Evan Rachel Wood) y compañía llaman Gloria; y ver a unos trabajadores chinos usando a huéspedes como traviesas de una vía de ferrocarril impresiona de un modo espeluznante. Mientras tanto, Clementine Pennyfeather (Angela Sarafyan) arrastra a Bernard Lowe (Jeffrey Wright) a la boca de una cueva en la que descubre a Elsie Hughes (Shannon Woodward), desaparecida desde “The Adversary” (1x06).

westworld 2x04 the riddle of the sphinx
HBO

Robert Ford (Anthony Hopkins) había obligado a Bernard a deshacerse de ella como se deshizo después de Theresa Cullen (Sidse Babett Knudsen), la difunta directora de Control de Calidad, para siempre en “The Well-Tempered Clavier” (1x09); todo con el objetivo de que no le impidieran urdir el juego sin control que se ha apoderado del parque desde “The Bicameral Mind” (1x10). Lowe sufre uno de sus ataques, Elsie lo desconecta y diríase que él tiene unas alucinaciones con el dron del gran secreto subterráneo. Al volver en sí, ella le dice que lo suyo es un daño cortical generalizado, como si hubiese recibido un tiro en la cabeza, que es lo que ocurrió en el cierre de temporada por su propia mano y voluntad. Y Lowe la conduce a un laboratorio oculto en la cueva, con otro dron “que vigila a los huéspedes” y cuerpos sin vida de los técnicos que trabajaban allí. Por otra parte, los indios llevan a Grace (Katja Herbers) con otros huéspedes apresados, como Ashley Stubbs (Luke Hemsworth), jefe de seguridad del parque.

Por alguna razón, Grace no quiere ser rescatada. Algo que tiene en común con el Hombre de Negro, que llega con Lawrence a Las Mudas, el pueblito natal del segundo, en el que los confederados traicionados por Dolores, a los que Teddy Flood (James Marsden) soltó en “Virtù e fortuna” (2x03), aterrorizan a la población para que les den suministros. Lawrence, con su mujer y su hija a un lado, le recuerda al Hombre de Negro que él mismo es padre, y este no pierde la oportunidad de acordar con el sádico mayor Craddock (Jonathan Tucker) guiarle hasta Gloria si les sueltan. Y en otro flashback con James Delos y su visitante se confirma nuestra fundada sospecha de que se trata de un androide, y la hipótesis de que han incluido la trama conspirativa de Futureworld (Richard T. Heffron, 1976) cobra más fuerza. Sobre todo, tras una escena posterior en la que Bernard hurga en su maltrecha y saltarina memoria y le explica a Elsie que en las instalaciones ocultas “no estaban fabricando anfitriones exactamente”.

westworld 2x04 the riddle of the sphinx
HBO

Grace ha huido de los indios, pero a Stubbs y a los demás huéspedes les han dejado vivir. No como el Hombre de Negro a los soldaditos o al psicópata que los acaudilla, y en la mejor secuencia del episodio entero, que es puro western, tras una brillante cámara lenta en la que rememora el suicidio de su mujer, se los carga con la ayuda final de Lawrence, el mayor Craddock incluido. Y, en el tercer flashback sobre el androide de James Delos, su visitante es el William de Ed Harris, después de décadas, 149 intentonas para reproducirle sin fallos y la pérdida de interés del principal responsable del proyecto y director de la compañía biotecnológica que regenta el parque de atracciones, el mismo William, brutal Hombre de Negro. En su conversación, enumera a las personas cercanas a las que ha sobrevivido: su suegro James, su suegra, fallecida de un derrame cerebral, su cuñado Logan (Ben Barnes), de sobredosis, y Juliet (Claire Unabia), su mujer suicidada.

Y la mayor sorpresa del episodio nos sacude cuando por fin comprendemos que las instalaciones a las que Bernard y Elsie han accedido son aquellas en las que William testeaba al androide de James Delos, cuyo último ejemplar sigue allí. Tras enfrentarse a él, un clon robótico violento y con la cabeza perdida, Bernard lo reduce y Elsie incinera su habitación como cada vez que el equipo destruía al último y comenzaba con uno nuevo. En el siguiente diálogo entre los dos se verbaliza que se dedicaban a imprimir el cuerpo de James Delos y copiar su mente en él como anfitrión, y que desean seguir con este proyecto. Y, como William antes que ella, habla del propósito de “vivir para siempre” en androides, pero tal vez la intención sea otra o algo más. Elsie quiere que contacten “con el continente” para salir del parque, lo que, como las tropas extranjeras con las que se encaró Karl Strand (Gustaf Skarsgård), el jefe de operaciones, en “Journey into Night” (2x01), sugiere que el parque está en una isla.

westworld 2x04 the riddle of the sphinx
HBO

Bernard le cuenta a Elsie que Ford le envió a esas instalaciones para que imprimiese la unidad cerebral de otra persona desconocida, y agrega: “Lo que hice antes fue porque no tenía el control. Pero, desde la muerte de Ford, eso ha cambiado. Por primera vez puedo decidir quién quiero ser. Por favor, dame esa oportunidad”. Ella acepta, pero le exige su sinceridad y que no le haga daño de nuevo: él había tenido flashbacks durante “Trace Decay” (1x08) y “The Well-Tempered Clavier” en los que se veía estrangulándola, por lo que creía que la había matado. Pero a los que sí asesinó con los drones son los técnicos del laboratorio, también por mandato de Ford, y se da cuenta en ese instante. Luego sabemos que los primos de Lawrence les acompañarán a Gloria por gratitud, y el androide de su hija le espeta al Hombre de Negro en palabras de Ford que no aún entiende el juego real y que, “si mira hacia delante, se equivoca”. Y cuando cabalgan con el sol de frente, se topan con Grace, y ella, dirigiéndose al jinete oscuro, le saluda: “Hola, papá”. Un cierre estupendo para el mejor capítulo de la temporada hasta la fecha.