El presidente Pedro Sánchez ha elegido al astronauta Pedro Duque como nuevo ministro de Ciencia, Innovación y Universidades. El ingeniero madrileño relevará a Carmen Vela, una noticia que la comunidad científica ha acogido con alegría unánime. Su nombramiento es un revulsivo para un sector muy tocado por la crisis y sitúa a una figura famosa al frente de un ministerio que necesita dar a conocer la importancia de la investigación en la sociedad.

Pedro Duque fue el primer astronauta con nacionalidad española en llegar al espacio. Lo hizo en dos ocasiones, a bordo del transbordador Discovery y de la Soyuz para llegar a la Estación Espacial Internacional. Él mismo explicaba en una entrevista con Hipertextual que no descartaba volver a viajar fuera de la Tierra. Su trabajo le ha convertido en un personaje muy popular entre el público, algo que no suele ser habitual en el mundo de la investigación.

Menos conocida quizás ha sido su labor —especialmente significativa en redes sociales— contra los engaños en ciencia y salud. Una actividad llamativa que, junto al perfil de Carmen Montón, la nueva responsable de Sanidad, sitúa a dos firmes oponentes de las pseudoterapias como la homeopatía y de otros fraudes relacionados con la ciencia y la salud en pleno Consejo de Ministros. Pedro Duque ha sido en los últimos años un verdadero látigo contra las pseudociencias y un firme defensor del pensamiento crítico.

La homeopatía, "chuches que no funcionan"

El nuevo ministro de ciencia describió a la homeopatía como "chuches" que "no funcionan ni hacen nada". Pedro Duque ha tirado de ironía a la hora de hablar sobre esta pseudoterapia, que no ha demostrado mayores efectos que el placebo. Por ejemplo, cuando la ministra Ana Mato intentó desarrollar una nueva regulación sobre los productos homeopáticos, el astronauta comentó que esperaba "que Bezoya y Font Vella saquen los genéricos para ahorrar".

"En nuestra sociedad vender 50 ml de agua con azúcar a veinte euros no es fraude. Allá cada uno. Fraude sería que Sanidad los pagara o informara mal", aseguró en su cuenta de Twitter. Sus opines sobre la homeopatía, que también criticó señalando que "la física/química básica ya demuestra que no puede hacer efecto", han sido confirmadas por numerosos estudios e informes de sociedades científicas. A pesar de su oposición, compartida por la ministra de Sanidad Carmen Montón, por ahora los productos homeopáticos seguirán llamándose medicamentos.

Chemtrails, "no más que simple condensación"

"No ponemos química para controlar el clima", dijo Pedro Duque para negar la existencia de los chemtrails. Este término en inglés alude a las estelas de condensación que dejan los aviones y que algunas personas relacionan, sin evidencia, con una práctica secreta para fumigar y dispersar sustancias químicas. El nuevo ministro señaló en un mensaje en Twitter que "no veía más que condensación", además de relacionar estas ideas conspiranoicas con las afirmaciones sobre la homeopatía.

¿Antivacunas? "Ya vale de tonterías"

Las vacunas han sido fundamentales para frenar y prevenir múltiples enfermedades infecciosas; sin embargo, estas herramientas de salud pública han sido víctimas de su propio éxito. En la sociedad existe una sensación falsa y peligrosa de complacencia, lo que ha propiciado la disminución de las tasas de inmunización en muchos países y el auge de movimientos antivacunas. Duque, consciente de este problema —que por fortuna no se ha dado en España—, también ha destacado la importancia de vacunarse. "Hay que ponerlas si quieres lo mejor para tus hijos", ha comentado, además de lamentar los brotes de sarampión en Estados Unidos.

"Lo de la Tierra plana es cansino"

Viajar dos veces al espacio te da una oportunidad única para contemplar la Tierra en toda su extensión. Pedro Duque lo ha comprobado de primera mano y su trabajo como astronauta le ha llevado a disfrutar de las vistas de un planeta esférico, solo al alcance de unos pocos. Sin embargo, los defensores de que la Tierra es plana no cejan en su empeño, una creencia que el nuevo ministro ha relacionado con el fanatismo religioso. "Lo de la Tierra plana es cansino", dijo Duque en un mensaje publicado en Twitter, para preguntarse posteriormente cómo convencer a los que no le creen.

Bonus track: Wi-Fi, reiki y acupuntura

"La radiación de líneas eléctricas, wifi o móviles no causa ningún trastorno, aunque hay personas que se sugestionan y lo pasan mal", aseguró hace unos meses el astronauta, que calificó de "nivel máximo de engaño" el hecho de que se comercializaran pseudoterapias para "aliviar efectos completamente inexistentes". El nuevo ministro de Ciencia, Innovación y Universidades tampoco se fía de la acupuntura ni del reiki. "Es lo que mi abuela llamaba 'cura sana culito de rana'. A los niños con pupitas los consuela mucho", zanjó para referirse a esta última práctica hace menos de una semana, cuando nadie imaginaba que el astronauta aterrizaría en La Moncloa.