Xiaomi ha presentado hoy el que es su nuevo buque insignia, un terminal que llevaba esperándose mucho tiempo y que ha visto la luz por fin en un concurrido evento en la ciudad china de Shenzhen. El dispositivo, que ha sido presentado junto al Mi 8 SE, un espectacular gama media que barre a sus rivales en especificaciones, y a la Mi Band 3, llega al mercado para ofrecer lo mejor que la tecnológica asiática es capaz de lograr.

No obstante, tendrá que medirse a importantes competidores que han ido haciendo acto de presencia a lo largo de los últimos meses, dejando un panorama en el que, si bien cada uno tiene sus argumentos para triunfar, ninguno cuenta con la inigualable baza del precio que suele jugar Xiaomi. Este factor es lo que otorga a la compañía la excelencia en lo que a la relación entre calidad y precio se refiere y, aunque no se conocen los precios con los que se piensa comercializar este terminal fuera de China, todo apunta a que será uno de los ejes centrales también en el Mi 8.

Xiaomi Mi 8 Huawei P20 Pro Galaxy S9+ OnePlus 6
Procesador Snapdragon 845 Kirin 970 Exynos 9810 Snapdragon 845
RAM 6 GB 6 GB 6 GB 6/8 GB
Almacenamiento 64/128/256 GB 128 GB 64 GB 64/128/256 GB
Pantalla 6,21" AMOLED 6,1" AMOLED 6,2" SuperAMOLED 6,28" AMOLED
Cámara principal 12 MP f/1.8 + 12 MP f/2.4 40 MP f/1.8 + 12 MP f/1.6 + 8 MP f/2.4 12 MP f/1.5 + 12 MP f/2.4 16 MP f/1.7 + 16 MP f/1.7
Batería 3.400 mAh 4.000 mAh 3.500 mAh 3.300 mAh
Resistencia IP No Sí, IP67 Sí, IP68 Sí, sin calificación IP
Biometría Huellas + Facial Lector de huellas Huellas + Iris Lector de huellas
Precio ~400 euros (no oficial) 899 euros 949 euros 519 euros

El iPhone X con Android

No son pocas las alusiones que se han hecho al parecido entre el nuevo Mi 8 y el iPhone X de Apple en las pocas horas que han transcurrido desde su presentación. No es para menos. Dejando a un lado la más que evidente inspiración estética –que se dejó ver también en el evento, calcando prácticamente en su totalidad algunas de las diapositivas de la presentación que hiciera la compañía californiana allá por septiembre–, el Mi 8 es el primero que consigue traer a Android de manera eficiente un reconocimiento facial tridimensional para desbloquear el terminal, lo cual significa que el escaneo del rostro, ayudado por un sensor de infrarrojos, toma una muestra en profundidad del sujeto. Esto es algo que lo distancia en gran medida del resto de competidores que ofrecen un desbloqueo utilizando de manera única la cámara frontal.

Algo igual de notable en lo que a la biometría se refiere es que Xiaomi introduce en su modelo Explorer (una edición especial especial con la trasera simulando la circutería interna del aparato) un lector de huellas bajo el panel, siendo los primeros en proponer esta solución junto al desbloqueo facial en un terminal de producción a gran escala. Su funcionamiento y conveniencia será algo que habrá que ver más tarde.

Por lo demás, el Mi 8 se sitúa en la línea de los principales terminales lanzados en este año: Snapdragon 845, pantalla AMOLED de grandes dimensiones con notch incluido, 6 GB de RAM y doble cámara trasera. Con ello es de esperar que este teléfono ofrezca un desempeño solvente, cuando no brillante, en la mayoría de las ocasiones. Se echa en falta, siendo un gama alta, resistencia al agua y al polvo, aunque tampoco será un factor determinante en su compra para la amplia mayoría.