2017 fue un gran año para Xiaomi. La compañía dio un golpe sobre la mesa y se posicionó como líder cada vez más diferenciado de la gama media. En gama alta también hicieron bien las cosas, con un Xiaomi Mi 6 y un Mi Mix 2 que mejoraban considerablemente sobre sus antecesores, pero que, como le pasaba a OnePlus o en menor medida a Huawei, seguían sin constutuir un gran terminal, lo que consideramos un verdadero flagship. El Xiaomi Mi 8 presentado hoy es, a priori, lo que le pedíamos para alcanzar a sus competidores.

El Xiaomi Mi 8 se une a la moda del notch iniciada por el Essential y más tarde por el iPhone X, pese a ser ellos referentes en diseño sin marcos con un lenguaje de diseño propio desde el Mi Mix en 2016. La gran novedad es que bajo el notch encontramos un panel OLED de 6,21", en lo que muchos considerarán un "por fin", pues la compañía no dejaba el LCD salvo para terminales concretos, y nunca tan masivos como va a ser el Mi 8. La pega, entre comillas, pese a que OnePlus y Huawei están haciendo lo mismo, es que la resolución queda lejos de ofrecer la densidad de las SuperAMOLED de Samsung, y no es más que un Full HD adaptado a los tiempos de las pantallas más panorámicas, lo que se conoce como Full HD+ en una proporción casi 19:9 (18,7:9).

Para que no queden dudas de su calidad, presumen de tener un panel fabricado por Samsung, que alcanza los 600 nits de brillo, algo superior a otros como el del OnePlus 6, también fabricado por los surcoreanos.

Por lo demás, el Xiaomi Mi 8 cuenta con las especificaciones esperadas en un gama alta: chip Snapdragon 845 de Qualcomm, que ya estrenaron en el Mi Mix 2s. Algunos esperaban lector de huellas sobre el cristal, pero como vemos en las imágenes, finalmente la compañía ha optado por lector de huellas en la parte trasera. La RAM para todos los modelos será de 6 GB, y el almacenamiento irá de 64 a 256 GB, pasando por un modeo de 128 GB.

Para la cámaras traseras, que llegan en disposición vertical a diferencia de las presentes en el Mi 6, Xiaomi ha optado por un sensor principal de 12 megapíxeles, con un tamaño de píxel de 1,4 micrómetros, algo que va en línea con sus competidores. La apertura es f/1,8, algo alejada de los mejores, pero que iguala al iPhone X. La lente secundaria, telefoto 2X, cuenta con una apertura f/2,4, situada encima de un sensor de 12 megapíxeles.

También cuenta con un estabilizador óptico de 4 ejes, con una gran apuesta por la inteligencia artificial, tanto en retrato como en detección de escena. Como ya es típico en estas presentaciones, han presumido de puntuación en DxOMark, 105 puntos.

El Xiaomi Mi 8 tiene una gran ventaja sobre el resto de Androids en reconocimiento facial, ya que es el primer terminal en contar con un sistema de reconocimiento 3D, tal y como Apple implementó con Face ID el iPhone X. Esto quiere decir que, incluso no siendo el más rápido, el desbloqueo será el más seguro hasta la fecha bajo el sistema operativo de Google. Honor presumió de tener una alternativa a Apple hace meses, pero aún no la han integrado en ningún terminal.

Todo ello estará potenciado a nivel de software por MIUI 10, la nueva versión de la capa de personalización de la marca que, pese a ser intrusiva, cada vez presenta un rendimiento más acercado a Android puro. MIUI 10 recuerda mucho a las líneas de la nueva versión de Material Design, con bordes más redendeados en las tarjetas. Está basado en Android 8.1 Oreo, por lo que nada de Android P aún.

Edición especial con lector de huellas en pantalla

Existe una edición especial del Xiaomi Mi 8 con lector de huellas en pantalla, que por tanto elimina el trasero, y que llega a un precio superior al de sus competidores. De tener distribución masiva, hablamos del primer modelo en lograrlo, pues los Vivo, mostrados con anterioridad, no han logrado comercializarse tal y como se anunciaron.

Precios y disponibilidad

Los precios serán de 2699 yuanes para el modelo de 64 GB (que al cambio son unos 360 euros), de 2999 yuanes para el modelo de 128 GB (aproxiamadamente 400€ euros) y de 3299 yuanes (unos 440 euros). Para conocer su disponibilidad en España habrá que esperar, probablemente, a un evento propio.