Chris Potter (Flickr)

Decenas de empleados de Intel acusan a la empresa de discriminar a los trabajadores por su edad y antigüedad en la compañía dos años después de la decisión de la gran tecnológica de realizar una ronda de despidos masivos. En un intento para intentar ajustarse a las demandas actuales del mercado, la compañía norteamericana previó entonces la supresión del 11 por ciento de su plantilla, unos 12.000 empleados.

Según recientes informaciones que publica The Wall Street Journal, el organismo nacional estadounidense para la igualdad en el trabajo está llevando a cabo una investigación para determinar si el factor de la edad fue determinante a la hora de despedir al personal. De probarse cierto, Intel habría aprovechado los mencionados despidos para reducir la edad media de su plantilla, lo cual podría implicar también un montante total de salarios menor al no existir condicionantes en los mismos como cláusulas de antigüedad, por ejemplo.

Intel anuncia el despido de 12.000 trabajadores

No es el mejor momento para Intel

Intel, por su parte, mantiene que este tipo de factores no son un determinante a la hora de decidir la continuidad de un empleado en la empresa, algo que queda puesto en duda por los documentos filtrados, no obstante, donde la media de edad de los despedidos es superior a la del resto de plantilla. Sea como fuere, será ahora el organismo competente el que tenga que decidir si realmente ha existido un abuso por parte de la compañía en este aspecto.

Apple usará sus propios microprocesadores en Macs, abandonando a Intel

En relación a su posición en el mercado, Intel no pasa por su mejor momento. En primer lugar, los constantes retrasos en la comercialización de sus nuevos procesadores tienen a la compañía en jaque de cara a los inversores, que también están preocupados por el futuro valor de la empresa a largo plazo tras conocerse que Apple está trabajando de manera efectiva para crear sus propios procesadores y dejar de utilizar los del fabricante. Por si fuera poco, Spectre, la vulnerabilidad que vino acompañada de su homóloga Meltdown y que ya parecía erradicada, ha vuelto a hacer acto de presencia en los últimos días y disparado nuevamente las alarmas.

Tendencia en Hipertextual