En 1992 los científicos descubrieron el primer planeta fuera del sistema solar, también conocido como exoplaneta. Desde entonces, ha continuado la búsqueda de otros mundos y la posibilidad de encontrar en ellos vida extraterrestre se ha mantenido intacta, aunque de momento sin resultados positivos. El lanzamiento de misiones, como la reciente TESS, y el trabajo de otros observatorios nos ha permitido descubrir nuevos mundos fuera de las fronteras del sistema solar.

El último conocido es WASP-96b, un exoplaneta que orbita alrededor de una estrella a 980 años luz. Según los resultados publicados por el equipo de Nikolay Nikolov en Nature, este mundo se asemeja a un "Saturno" caliente, con una temperatura de 1.300 K (algo más de 1.000ºC) y una masa parecida al planeta de los anillos de nuestro sistema solar. Sus dimensiones son un 20% mayores a las de Júpiter, aunque esta no es su característica más sorprendente.

Una 'tienda de campaña' en un exoplaneta

La observación de este exoplaneta, que ha sido posible gracias al instrumento Very Large Telescope, ha desvelado que su atmósfera parece estar libre de nubes. El hallazgo de este mundo ha sido posible gracias al llamado método de tránsito, una técnica que se basa en la detección de la bajada del brillo de una estrella provocada por el paso de un planeta enfrente del astro. Al analizar la atmósfera de WASP-96b, los científicos han podido determinar su composición.

Igual que sucede con las huellas dactilares de una persona, los átomos y las moléculas cuentan con características espectrales particulares, lo que nos puede ayudar a confirmar o descartar su presencia en los cuerpos celestes. En el caso del nuevo exoplaneta WASP-96b, los investigadores han visto la huella completa del sodio, un resultado que, según explica la Universidad de Exeter en un comunicado, "solo puede ser observado en una atmósfera libre de nubes". "Durante mucho tiempo se ha predicho que el sodio existe en las atmósferas de exoplanetas gigantes calientes, y en una atmósfera sin nubes que produciría un espectro similar al perfil de una tienda de campaña", prosigue la institución académica.

exoplanetas
Crédito: Engine House

"Hemos estado observando más de veinte espectros de tránsito de exoplanetas. WASP-96b es el único que parece estar completamente libre de nubes y que muestra una firma de sodio tan clara, convirtiendo al planeta en un punto de referencia para la caracterización", explica Nikolay Nikolov, líder de la investigación. "Hasta ahora el sodio aparecía como un pico muy estrecho o estaba ausente. Esto se debe al perfil característico de 'tienda de campaña' que solo se da en las profundidades de la atmósfera y en el que normalmente las nubes parecen interponerse en el camino", aclara el científico.

En otras palabras, el estudio publicado en Nature afirma que la huella química del sodio detectada en WASP-96b es un indicador indirecto de la ausencia de nubes en este exoplaneta. Sus resultados iniciales permitieron al equipo de Nikolov medir la cantidad de sodio presente en la atmósfera de este mundo, una investigación que les permitió detectar niveles similares a los que se pueden encontrar en nuestro propio sistema solar. Este elemento, el séptimo más común en el universo, presenta una gran importancia en la Tierra, donde el sodio forma parte de las sales y juega un papel fundamental en el metabolismo y la actividad cardíaca de los animales, por ejemplo. Sus conclusiones, que deberán ser apoyadas por nuevos estudios, abre la puerta a una mejor caracterización de los exoplanetas.