miami

Mohmed Altani (Flickr)

40.000 españoles registrados en todo Estados Unidos, ese es más o menos la cifra que se maneja en la actualidad. De ese volumen, unos 11.000 residen en la zona de Miami -mayor conexión con Europa y una población de habla hispana más numerosa-. Algunos para trabajar en compañías del país y otros para estudiar, muchos de ellos se dirigen al país norteamericano con el objetivo de crear su empresa. De hecho, el 40% de las compañías españolas con base en Estados Unidos se encuentran, precisamente, en Miami. Es la puerta al país norteamericano, pero también a México y el resto de países de América Latina.

En este contexto, TheVentureCity, lo que podría reconocerse como la startup de las startups en su trabajo de ayudar a emprendedores que quieren llegar al Dorado de las compañías tecnológicas. Dirigido a grandes compañías como BBVA o Telefónica, la realidad es que en los últimos años, se han sumado a la iniciativa cientos de pequeñas compañías que han hecho aumentar el volumen de exportaciones e importaciones hasta los 923 millones de dólares.

"Sin duda, Silicon Valley es impresionante", comenta Santiago Canalejo COO de TheVentureCity, pero su éxito puede ser su perdición. Sueldos muy elevados que compiten en un mercado muy complejo y elevan los costes básicos de una empresa hasta límites insospechados. La idea de exportar empresas a Miami es hacer entender, explica, que hay más hubs interesantes dentro del país.

Raúl Nájera/Unsplash

La cuestión de los visados

Hay un hecho innegable, comentan desde la organización: "lo que tiene éxito en Madrid o España no tiene por qué triunfar en Estados Unidos. De hecho, no suele tenerlo, por que los negocios son muy diferentes y hay que adaptarse a sus costumbres". Una vez superado el tema de la cultura y habiendo hecho los deberes en cuanto a lo que hacer, queda el complejo tema de los visados.

Trump golpea a Silicon Valley donde más duele: su fuerza laboral

Era una de las principales políticas de Trump en su carrera hacía La Casa Blanca. Si bien es cierto que el éxito de Silicon Valley era innegable, había un tema que preocupaba al futuro presidente: los visados que nutrían a las startups de mano de obra extranjera. El modelo H-1B, mucho más rápido que el resto de permisos de trabajo vigentes en el país y propuesto por la Administración Obama, quedaba neutralizado.

En este sentido, desde el consulado de Estados Unidos en España admiten que las medidas de restricción se están controlando más que nunca pero que, en términos generales, no han cambiado. "La prensa da una connotación negativa, pero la realidad es que la llegada de empresas sigue teniendo todo el apoyo de la administración desde el principio", afirman. Especialmente con España que, históricamente, ha contado con buenas relaciones con Estados Unidos: "Hay países y países, y España no ha sido origen de problemas de inmigración en Estados Unidos". En una clara diferencia con el caso de México y la batalla de Trump con el muro que habría de separar ambos países.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.