El camino recorrido por Destiny 2 desde su lanzamiento no ha estado exento de altibajos, mezclando una gran recepción inicial con el paulatino y progresivo desencanto de la inmensa mayoría de su base de jugadores. Por sorprendente que pudiera parecer, desde Bungie cometieron algunos de los fallos que ya castigaron duramente al primer título y, además, otros tantos nuevos que conllevaron un éxodo masivo de los jugadores más fieles.

Por ello es más difícil comprender la excesiva pausa con la que el estudio toma cada decisión y añade cada pieza de nuevo contenido. Ahora, eso sí, Bungie ha confirmado que mañana llegará una de las actualizaciones, centrada esta vez en cambios y mejoras, más importantes desde el lanzamiento del videojuego. LA 1.1.4 o Go fast update, se centra en el movimiento del jugador y el comportamiento de sus habilidades y armas, poniendo el foco en crear una experiencia más intensa y frenética.

En el vídeo publicado para dar a conocer más detalles. Josh Hamrick deja claro que es el primer paso dentro de una nueva filosofía: donde antes hubieran empeorado las armas más sobrepotenciadas del videojuego para igualar el conjunto, ahora apuestan por elevar el poder de aquellas menos efectivas y, en definitiva, conseguir un gameplay mucho más rotundo y variado. De esta forma, los cañones de mano, las escopetas y los rifles de precisión van a ver notablemente mejorado su desempeño y, en general, las armas de poder serán lo que deberían haber sido desde el lanzamiento.

Además, se pondrá un gran énfasis en mejorar las capacidades de nuestros guardianes: desde un remarcable aumento de la velocidad de nuestro personaje hasta cambios en las súper menos utilizadas y eficientes pasando por una reducción generalizada de los tiempos de esperar de habilidades, granadas y ataques cuerpo a cuerpo. Eso mismo, el acortar los tiempos de espera, también será un punto vital en los modos PVP, centrándose en reducir notablemente el respawn o el tiempo de reanimación y reaparición de power ammo. Es un movimiento llamativo y relativamente arriesgado pero, como parecen pensar desde Bungie, soluciones desesperadas para situaciones desesperadas.