Bungie y Destiny 2 no están pasando por su mejor momento. Hace solo unos días se publicaba en Reddit que el título "engañaba" a los jugadores a la hora de mostrar la experiencia conseguida una vez alcanzado el nivel 20, dependiendo de qué actividades completáramos. Lo que no dejaba de ser un error menor sirvió para desencadenar y avivar la multitud de voces críticas que rodean el juego desde su lanzamiento.

Y es que, de forma inversa a lo que ocurriera con la discutida primera entrega, los esfuerzos de Bungie en la narrativa y en su modo historia dieron sus frutos y nos encontramos con una mejora sustancial pero, más allá, de cara al endgame y al contenido que debería mantener a los jugadores pegados al título, Bungie erró el tiro. Buscando atraer una mayor masa de usuarios, desde el estudio aligeraron la fórmula queriendo llegar a los jugadores menos experimentados pero, por el camino, descuidaron el núcleo duro de fans dedicados que habían invertido cientos de horas en la primera entrega. Así, apenas dos meses después del lanzamiento, los jugadores más casuales han abandonado Destiny 2 tras acabar su modo historia y los más 'hardcore' están sumamente desencantados con la corta vida útil del juego a largo plazo y de un modo competitivo poco convincente.

De hecho, que Bungie ocultara (si casual o intencionadamente entra dentro del criterio de cada uno) el error a la hora de mostrar la experiencia conseguida fue el acicate para que Reddit, Twitter y el foro oficial del juego clamaran por una mejor comunicación a la hora de transmitir en qué están trabajando y cómo pretenden afrontar los múltiples errores e imperfecciones que los jugadores critican. Tanto fue así que, pese a tener previsto otro streaming centrado en novedades de la cercana expansión Curse of Osiris, confirmaron que el día de hoy se publicaría, en su lugar, una entrada en su blog hablando sobre todos estos asuntos. Y así ha sido.

Hace pocos minutos han publicado este post en el que admiten sus errores a la hora de ofrecer la experiencia que el usuario merece y, también, en la forma en la que se comunican con la comunidad. Además, se centran en desgranar las múltiples novedades que irán llegando a Destiny 2 próximamente, destacando las que se harán efectivas los próximos días 5 y 12 de diciembre. Tal y como afirman, sus objetivos son ofrecer más y mejores recompensas para los usuarios avanzados, hacer que el jugador tenga más control sobre aquello que obtiene, dar más usos a divisas como los fragmentos y mejorar la calidad del juego allí donde sea posible.

En la entrada de hoy se centran, como decimos, en aquello que llegará en las próximas dos semanas pero recalcan que habrá otros muchos cambios y mejoras que aterrizarán a principios del próximo 2018. Sobre lo que está al caer cabe destacar las novedades en armas y armaduras, la mejora de los exóticos menos destacados, los asaltos heroicos con más y mejores recompensas, los vendedores con contenido más atractivo y con otras formas de pago y un largo etcétera que podéis consultar, al detalle, aquí.

Parece que Bungie comienza a rectificar y a reconducir el irregular rumbo de un proyecto que, como con la primera entrega, no termina de cuajar y explotar el universo lleno de posibilidades con el que cuentan. Prometen múltiples cambios pero falta saber si estos serán de la importancia y el calado suficiente como para revertir la situación y dar motivos de peso para frenar el éxodo masivo de jugadores y volver a atraer a los que, como yo mismo, hemos dejado Destiny 2 de lado ante la falta de incentivos a corto y largo plazo. Esperemos que así sea.