El Mobile World Congress está a la vuelta de la esquina. Apenas distan ya unas jornadas para que tenga lugar el pistoletazo de salida el próximo día 26 de febrero y Barcelona abra sus puertas, una vez más, a las compañías tecnológicas de todo el mundo para que muestren sus nuevas creaciones.

El MWC 2018 será un evento donde veremos varias tendencias claras, además de los siempre presentes móviles. Entre ellas, la realidad virtual o el 5G, las cuales (especialmente esta última) tienen mucho que demostrar para acercarse a cumplir, unas promesas que llevan años haciendo. Junto a ellas, la inteligencia artificial en los teléfonos móviles –y la Cuarta Plataforma de Telefónica–, un campo en el que todos los fabricantes quieren estar pero donde ninguno brilla de manera especial aún. ¿Podrá suponer el Mobile World Congress sea el punto de inflexión?

El retorno del rey

Tras su ausencia el año pasado, Samsung vuelve al Mobile World Congress para presentar su buque insignia. Como siempre que la compañía surcoreana organiza un evento dentro del marco del MWC para lanzar sus nuevos teléfonos, todos los focos de atención están puestos sobre esta compañía, que ya tiene el Galaxy S9 y el Galaxy S9+ listos para aparecer sobre el escenario.

A pesar de que la feria comienza oficialmente el día 26, como ya se ha mencionado, Samsung (y no es la única) ha preparado su evento para el domingo día 25, que será cuando conozcamos los nuevos Galaxy. De ellos se conoce prácticamente todo gracias a las filtraciones a las que hemos asistido durante estas semanas pasadas, las cuales van desde sus características principales hasta su precio de venta, pasando por los accesorios que traerá.

Y más teléfonos

Otros fabricantes no quieren perder tampoco la oportunidad de mostrarse ante el mundo en el inmejorable escaparate del Mobile World Congress, pudiendo esperar, con el permiso de Samsung, novedades de diversas compañías. Tales serán, por ejemplo, Sony y Nokia, las cuales se espera que renueven su promesa con la gama alta y ofrezcan unos dispositivos a la altura de lo que demanda el mercado en 2018.

Ambas necesitan dispositivos potentes para convencer a los potenciales clientes, así que es muy probable que asistamos a unas presentaciones llenas de contenido. Lo más importante, sin embargo, es que las filtraciones se han reducido al mínimo en estos dos casos, por lo que el interés real podría recaer más sobre estas compañías que sobre la propia Samsung durante el congreso.

Territorio de startups

Siendo el MWC 2018 el evento principal, Barcelona volverá a acoger de manera paralela durante estos días el 4YFN (4 Years From Now), un evento dirigido al mundo de las startups y pequeñas empresas que no cuentan con relevancia en el Mobile World Congress pero que sí pueden hacerlo en este. Lo que empezó como una pequeña celebración con apenas 2.300 asistentes espera en esta quinta edición superar las 20.000 personas.

Las grandes compañías como Google o Microsoft harán de anfitriones para proyectos provenientes de 145 países diferentes que esperan captar la atención de alguno de los 700 inversores que acudirán a este evento. Acompañando en fechas al evento por excelencia, el 4YFN es un escenario incomparable para el mundo del emprendimiento, donde estamos seguros de que veremos más de un proyecto con gran atractivo.

Lo peor del MWC 2018

Aún no ha empezado, pero ya podemos confirmar uno de los peores aspectos de la feria tecnológica este año, algo que se viene repitiendo históricamente con frecuencia no solo en este, sino en la amplia mayoría de eventos del sector. Estamos hablando, por supuesto, de la presencia de mujeres en el mismo y de la casi nula intención de dar visibilidad a la figura femenina dentro de la industria.

Sí es cierto que se podrán en marcha de nuevo programadas dedicados a esto, como el Women4Tec, pero no es menos cierto que el porcentaje total de mujeres en las conferencias previstas dentro de la programación oficial del Mobile World Congress apenas alcanza el 25 por ciento del total. Un año más, la gran asignatura pendiente del MWC quedará sin resolver.

Lo que seguro no veremos en Barcelona

A pesar de que el evento de telefonía acapara cada año más miradas, algunos fabricantes siempre encuentran sus propios motivos para desplazarse fuera del mismo y dejar que la relevancia se la lleven otros. Este año será especialmente notable la ausencia de Huawei, por ejemplo, que no presentará sus nuevos teléfonos en el MWC y lo hará en un evento particular realizado a finales del mes de marzo. Se espera, por tanto, que las novedades sean entonces especialmente importantes.

Tampoco se espera nada de compañías como HTC o LG, que en el pasado sí que hicieron del Mobile World Congress su casa para hacer llegar las últimas novedades ante el público asistente y que este año deciden recular. Por el momento se desconoce si celebrarán un evento propio más adelante entre los meses de marzo y abril para presentar los terminales que han de dar el relevo a los actuales. De igual manera, los supuestos gama media de Xiaomi y de Lenovo parecen haber quedado en el limbo y su presencia final está en duda.