El MWC 2018, la mayor feria de tecnología móvil del mundo, da comienzo el próximo día 26 de febrero en Barcelona (con la excepción de Samsung, que dará el pistoletazo de salida un día antes, el 25). Como todos los años, lo que más expectación causa de la feria son los posibles anuncios de smartphones, pues este evento ha sido, históricamente, uno de los grandes escenarios en los que a las compañías les gusta mostrar sus nuevas creaciones.

Cada vez son más, sin embargo, los que deciden realizar un evento fuera del marco del Mobile World Congress que ofrezca así una cierta exclusividad a lo presentado. El año pasado ya ocurrió con Samsung, cuyo Galaxy S8 se presentó a finales del mes de marzo y, aunque los surcoreanos sí traerán su buque insignia a la presente edición, habrá otros que dejarán la cuenta pendiente para un futuro cercano.

LG

La compañía también originaria de Corea del Sur ha dejado en los últimos dos años un par de anuncios de lo más interesante en el MWC, siendo el último de ellos un LG G6 que venía para comerse el mercado pero cuyo intento quedó finalmente en agua de borrajas. Un 2017 que se quiso solucionar con LG V30 lanzado durante la IFA de Berlín que, entonces sí, se postuló como el teléfono que se esperaba de una compañía de su calado.

Este año, no obstante, no habrá LG G7 durante el MWC 2018. Bien sea por la cercanía con el anterior lanzamiento, bien porque los plazos eran demasiado ambiciosos para el nuevo teléfono que planean lanzar (y que quizá ayude a limpiar el nombre de la gama G) o bien porque, directamente, prefieren darle un protagonismo fuera de la feria, nos quedaremos sin ver en Barcelona la nueva apuesta de esta empresa.

¿Se avecina un posible evento durante el mes de marzo? Parece una opción bastante probable, teniendo en cuenta que este suele ser el mes predilecto por todos aquellos que quieren salirse del marco del Mobile World Congress sin adentrarse al mismo tiempo demasiado en el año.

Huawei

Huawei se ha conseguido abrir un gran hueco en el mercado europeo durante los últimos años gracias a smartphones como el P10, presentado durante el año pasado en la capital catalana. Con buenas especificaciones, características atractivas y un precio adecuado, el consumidor medio tenía un buen referente en este terminal. Atendiendo al interés por esta feria y tras el tremendo fiasco que supuso para ellos el pasado CES de Las Vegas, donde se llevaron un varapalo histórico al ver arrastrado y pisoteado su trato con AT&T para comercializar su Mate 10 Pro (además de una posterior censura gubernamental para vender sus teléfonos en territorio estadounidense), uno habría pensado que la empresa china buscaría redimirse durante el escaparate internacional del Mobile World Congress.

Fotografía: Nicolás Rivera (Hipertextual)

Nada más lejos de la realidad, puesto que hace unos días pudimos conocer que la presentación de sus nuevos smartphones tendrá lugar en París a finales del mes de marzo en un evento propio donde se espera ver sobre el escenario un teléfono con triple lente. Otra compañía más que se apunta a los eventos descentralizados y que quizá espera conseguir una mayor atención al posicionarse fuera de un evento donde Samsung tiende a acaparar la gran mayoría de las miradas.

Ya solo la promesa de una triple cámara es suficiente como para no necesitar un un evento como el Mobile World Congress como promoción adicional. Huawei quiere redoblar su relevancia en el sector europeo en los años venideros y, desde luego, lo que ocurra en 2018 juega una parte importante en los planes futuros de la empresa.

HTC

Todo lo que se refiere a la compañía taiwanesa y su división de móviles es en estos momentos una de las incógnitas más grandes que se pueden encontrar en el sector de los smartphones. Después de que Google se hiciera con una buena parte del talento de la empresa, parece algo evidente que la capacidad de la misma para fabricar y comercializar dispositivos se verá mermada, algo que no impedirá que lancen –al menos– un nuevo teléfono durante 2018. Lo poco que se conoce de este es que contará con un sistema de doble lente, obligatorio ya en el segmento medio alto del mercado.

Si en esta lista, no obstante, es que tampoco hará acto de presencia durante el MWC 2018, no habiendo fecha prevista para el lanzamiento del mismo. El presente año se postula como uno en el que HTC no aspira a sorprender demasiado, pero sí reivindicar en cierto modo que uno de los fabricantes más veteranos sigue presente, pese a todas las dificultades sufridas en los últimos (que no han sido pocas). Otra baja más para nuestro congreso de telefonía preferido.

Conservando el atractivo

El Mobile World Congress es una de las ferias de tecnología que, dada su relevancia, también se tiende a criticar más en base a las presentaciones –o no presentaciones– que en él se produzcan. Generalmente, como ya se ha visto en otras ocasiones, Samsung es la que lleva la voz cantante y suele servir como vara de medir a la hora de determinar el éxito del evento, tanto para bien como para mal.

Si el año pasado se echó en falta la aparición del S8 y S8+, este año se pretende compensar con el S9 y S9+, pero no solo eso. Pese a que Huawei o LG sí son compañías que podrían haber ayudado a darle más ritmo a la feria, además de Samsung hay otros fabricantes que quieren compartir con el mundo sus nuevas creaciones utilizando como canal el MWC 2018. Se espera con expectación una primera aparición de Xiaomi en Barcelona, después de haber llegado de manera oficial a España; una más que necesaria renovación de Sony en su gama alta; o un nuevo envite a la gama media por parte de Lenovo con nuevos Moto G6.

Si hay algo incontestable es que el sector móvil adquiere cada vez más matices y mayor relevancia conforme pasan los años, haciendo de ferias como el Mobile World Congress celebraciones con un amplio abanico de atractivos. Pese a las seguras críticas que veremos cuando esta edición haya llegado a su fin, y con perdón de los ausentes, a buen seguro veremos interesantes novedades en el MWC 2018.