El mayor congreso de tecnología móvil del mundo contará este año con una compañía que se ha hecho de rogar pero que, por fin, se dejará ver durante los días de este evento que se celebrará a finales de este mismo mes en Barcelona. Xiaomi llega al MWC 2018 después de haberlo hecho también de manera oficial a España en 2017, para alegría de unos consumidores que hasta el momento tenían que acceder a sus productos mediante otras vías menos recomendables.

La noticia era de esperar si se tiene en cuenta que la marca quiere conquistar el territorio europeo más pronto que tarde, y ningún escaparate como el del MWC para ello. Es un escenario idóneo para que Xiaomi se presente en la sociedad occidental como el gran fabricante de teléfonos (y un montón de aparatos más) en que se ha convertido durante los últimos años, con dispositivos como el Xiaomi Mi A1 o el Mi MIX 2 que dejan patente la capacidad para sorprender a todos los niveles.

¿Nuevos smartphones?

Durante los últimos meses se llevaba especulando con la presencia de Xiaomi en el MWC 2018 y, una vez confirmada, estos rumores se enfocaron hacia la posible presentación de uno o más teléfonos durante el congreso. Al fin y al cabo el evento ha sido un lugar histórico para dar a conocer nuevos dispositivos por parte de las grandes compañías y, aunque este año no lo harán Huawei o LG, por ejemplo, Samsung si presentará en sociedad sus nuevos Galaxy S9 y S9+. De estos últimos se conocen ya buena parte de sus características, aunque seguramente los surcoreanos guarden alguna sorpresa para el día del evento.

En cuanto a Xiaomi, en un principio todo apuntaba a la llegada del Mi7, el sucesor del actual Mi6 y por el que Xiaomi ha recibido tan buenas críticas. Un terminal con aspecto renovado y mejores especificaciones que finalmente no parece que vayamos a poder ver durante el congreso, si hacemos caso de los últimos rumores. En su lugar, resulta más factible esperar un posible Mi MIX 2S, una segunda versión del teléfono más atrevido de la marca y que, si lo que se busca es llamar la atención de los concurrentes, sin duda es la mejor opción.

No se sabe mucho de este, más allá de que podría optar por trasladar la cámara frontal a la parte superior de la pantalla en una suerte de notch (a lo iPhone X) e incluir una doble lente en la cámara posterior. En diversas webs se escuchan murmullos también hacia un posible Mi A2, una versión actualizada del popular gama media con Android One. Desde luego, no sería algo que nos desagradase ver.

Hacia el afianzamiento

La presentación de nuevos dispositivos no parece imperiosa, pero sí recomendable en esa carrera por llamar la atención de un territorio Europeo donde le fabricante puede crear una incisión muy grande en el mercado cuando llegue de manera generalizada. Dado el aparente éxito de la compañía en su desembarco en España, tampoco sería de extrañar que Xiaomi pudiera anunciar durante el MWC 2018 la apertura de tiendas físicas y online en algún otro país del viejo continente.

Lo que está claro es que este es un Mobile World Congress muy especial para la empresa china y que en el que ha de sacar el máximo rédito posible a su presencia en el evento. Esta incorporación también ayuda a dar nueva energía y revitalizar, en cierta medida, a una feria a la que ha sido calificada numerosas veces en los medios durante los últimos años como insípida por la falta de novedades.