677.775 personas fueron testigos de la injerencia rusa durante las elecciones de Estados Unidos de 2016 sin saberlo. Este fue el dato que dio la red social el pasado 20 de enero. Sin embargo, una actualización dentro de su investigación para arrojar más luz sobre el conocido Russiagate ha puesto de relieve que el número es mayor de lo que pensábamos. En total, 1.4 millones de usuarios de Twitter interactuaron de alguna forma con las cuentas rusas.

Dentro de este casi millón y medio de personas se cuentan aquellas que retwittearon, citaron, respondieron o mencionaron algún contenido relacionado con las cuentas vinculadas con el Kremlin y su Agencia de Investigación de Internet (IRA, por sus siglas en inglés). Todos aquellos usuarios que siguieron a alguna de estas cuentas también han sido incluidos en el registro de Twitter, así como las personas que no reciben las actualizaciones de Twitter y no fueron informados en el caso de que siguieran a una cuenta rusa.

La red social decidió enviar un correo electrónico a todos los usuarios que siguieron en algún momento a una cuenta vinculada con el Kremlin. Estas iniciativas forman parte de la investigación de la red social por tener más detalles sobre la actuación de Rusia en las eleciones estadounidenses que dieron la victoria a Donald Trump.

Hasta el momento, Twitter ha identificado 50.258 bots rusos, además de 3.814 cuentas vinculadas a la IRA que publicaron 175.993 tweets desde que se inició la campaña en Estados Unidos. Pero esto podría ser solo el principio. La compañía afirmó que utilizará machine learning para detectar otras cuentas falsas y bots vinculados con el Kremlin, por lo que el número podría ser solamente el inicio de una campaña masiva para intentar influenciar en la opinión pública.

En una publicación en el blog de la compañía, Twitter anunció que está poniendo esta información a disposición de las personas con el objetivo de "promover la conciencia pública y el compromiso con los asuntos importantes planteados en nuestra publicación de blog, y proporcionar una mayor transparencia a nuestros titulares de cuenta y al público".

Próximo capítulo: el Brexit

Facebook, Google y Twitter han hablado sobre sus respectivos descubrimientos en lo que a la injerencia rusa se refiere delante del Comité de Inteligencia del Senado de Estados Unidos. Sin embargo, los esfuerzos de Rusia para interferir en las elecciones no se han centrado únicamente en Estados Unidos.

El Kremlin también metió la mano en el referéndum en el Reino Unido, el Brexit. Según una investigación de la Universidad de Londres, se identificaron más de 13.000 cuentas falsas en Twitter que se crearon antes de las elecciones británicas y desaparecieron poco después.

Twitter afirmó que solamente un 1% de estas cuentas fue registrada en Rusia, pero las autoridades británicas lo acusan de no responder a todas las preguntas y de dejar cabos sueltos en su investigación.

Facebook también está llevando a cabo su propia investigación y, a pesar de las dificultades, el objetivo consiste en identificar las prácticas utilizadas por Rusia para evitar que no se vuelva a interferir en los procesos democráticos alrededor del mundo.