Las cuentas vinculadas a Rusia siguen siendo descubiertas en redes sociales como Twitter. Después de que saliera a la luz la injerencia rusa en las elecciones de Estados Unidos, las empresas tecnológicas están implementando varias medidas de transparencia para detectar las publicaciones o anuncios relacionados con el Kremlin. Lejos de desaparecer, Twitter ha detectado y eliminado unas 45 nuevas cuentas vinculadas con bots rusos y sobre Donald Trump, Angela Merkel y el Brexit.

Las cuentas fueron suspendidas después de que Buzzfeed informara de las mismas a la red social durante una investigación, en la que descubrieron nuevos bots que operaban en la plataforma. La información fue destapada utilizando una base de datos de 17 millones de tweets enviados al Congreso de Estados Unidos y recopilados por la Universidad de Sheffield. El medio analizó las cuentas eliminadas y buscó sus interacciones. Así, lograron identificar las publicaciones sospechosas.

Twitter eliminó las cuentas, pero no dio detalles sobre las políticas que utiliza para analizar a los usuarios y las publicaciones de la plataforma. Según publicó la red social, el sistema de identificación atrapa más de 3.2 millones de cuentas sospechosas a nivel mundial por semana, lo que supone una representación del menos del 5% de sus usuarios activos mensuales.

Sin embargo, la investigación ha puesto de relieve la facilidad con la que se pueden encontrar nuevas cuentas relacionadas con Rusia y cuestiona los métodos utilizados por Twitter. Kalina Bontcheva, investigadora principal de la Universidad de Sheffield, afirmó que los nuevos bots son normalmente fáciles de identificar, lo que cuestiona si deberían haber sido detectados por la red social anteriormente y el número de cuentas que todavía quedan por identificar.

La tecnología que utilizan no ha sido explicada por la compañía, la cual sigue endureciendo sus reglas y aclarando sus políticas para evitar comportamientos inadecuados. Desde que se descubrió la influencia rusa en plataformas como Google y Facebook, las empresas están poniendo énfasis en implementar medidas que puedan ayudar a identificar más rápida y fácilmente las publicaciones y los usuarios que puedan tener como objetivo la difusión de las fake news o la interferencia en procesos políticos.

En las 45 nuevas cuentas eliminadas, los tweets estaban escritos principalmente en alemán e incluía mensajes negativos sobre la canciller alemana Angela Merkel. Además de los mensajes de Trump, unos 21 bots tuitearon sobre el referéndum que provocó la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Esta nueva investigación confirma lo que ya sabíamos. Rusia no solamente pudo haber influido en las elecciones de Estados Unidos, también en el Brexit. Según se confirmó el pasado 15 de noviembre, el Kremlin utilizó unas 400 cuentas falsas en Twitter para interferir en el referéndum.