Horas después de conocerse la influencia de Rusia en el proceso del Brexit mediante diferentes cuentas de Facebook, ahora llegan las informaciones pertinentes en relación a la otra red social que también parece haber jugado un papel importante en las pasadas elecciones de los Estados Unidos. Un estudio desarrollado por la Universidad de Edimburgo establece conexiones directas del gobierno ruso con más de 400 cuentas falsas en la red social.

Concretamente, serían 419 las cuentas identificadas en un primer momento que habrían sido operadas por la Agencia Rusa de Investigación en Internet (IRA). A través de estas cuentas, las organizaciones relacionadas con el gobierno de Putin habrían lanzado mensajes a favor del proceso de ruptura con la Unión Europea, el cual finalmente terminó por alzarse con la victoria con apenas el 51,9 por ciento de votos a favor, frente al 48,1% en contra.

De igual manera, las cuentas también habrían incitado al odio contra el Islam tras los ataques en Londres y Manchester, haciendo referencia a un endurecimiento de las políticas de inmigración. Una vez más, las pautas de las que se lleva hablando durante los últimos meses en lo referido a las elecciones estadounidenses parecen repetirse de nuevo en Reino Unido.

Se abre ahora un nuevo escenario a la hora de interpretar los resultados obtenidos en el proceso electoral más importante en suelo británico de los últimos años. Así lo expresaba Damian Collins, representante del partido Conservador en el Parlamento:

Lo que hay que conocer es si Rusia ha construido una arquitectura que significa que tienen miles de cuentas con las cuales pueden bombardearnos con noticias falsas y un contenido hipertensión partidista.

Necesitamos conocer cómo de extendido está esto y cuál es el impacto en el proceso democrático.

Una pequeña muestra

Estas 419 cuentas, no obstante, serían solo una pequeña muestra de lo que representaría el total real de las actividades llevadas a cabo por partes afines a Rusia en la red social. Según publicaba The Times esta semana, universidades de California y Gales han realizado un estudio en el que han detectado intereses pro Brexit en cerca de 150.000 cuentas de origen ruso. Dichas cuentas habrían presentado un pico de actividad en las 48 horas previas a la votación, con casi 45.000 mensajes publicados en ese periodo de tiempo, para luego descender hasta la práctica inactividad.

Aunque todo indica que los lazos con Rusia son evidentes, el propio Vladimir Putin desmintió esto el día después de la votación, afirmando: "Hemos seguido de cerca la votación pero nunca hemos interferido o ejercido algún tipo de influencia en ella". El anterior embajador de los Estados Unidos en Rusia, por su parte, opinaba que la victoria del Brexit fue "una victoria gigante para los objetivos de política exterior de Putin".