Gran noche la de la 69° edición de los Premios Emmy, la cual se llevó a cabo en el Teatro Microsoft en Los Angeles. Gran noche para The Handmaid's Tale, la producción estrella de Hulu, y para Big Little Lies de HBO. Además de los ganadores que fueron dados a conocer durante esta gala, debemos recordar los Emmy a las Artes Creativas, otorgados la pasada noche del 9 de septiembre. Si incluimos todos los premios obtenidos por cada show los números quedan de la siguiente manera:

Saturday Night Live: 9
Big Little Lies: 8
The Handmaid’s Tale: 8
The Night Of: 5
Stranger Things: 5
Veep: 5
Westworld: 5
Last Week Tonight with John Oliver: 4
Samurai Jack: 4
The Crown: 3
Hairspray Live!: 3
RuPaul’s Drag Race: 3

Los líderes sin corona

Al darse a conocer en meses pasados a todos los nominados, supimos que HBO obtuvo un total de 110, Netflix 91, mientras que NBC obtuvo 60, FX Networks 54 y a ABC 34. Así, Westworld, la joya de HBO, amasó un total de 22 nominaciones y el mismo número Saturday Night Live; seguidos por Stranger Things y Feud: Bette and Joan con 18.

De las 22 nominaciones de Westworld obtuvo 5 galardones, todos en Artes Creativas. Lo mismo le sucedió a Feud: Bette and Joan, la serie de Ryan Murphy protagonizada por Susan Sarandon y Jessica Lange, que se llevó de 18 nominaciones 2 Emmys en categorías de Artes Creativas.

Mucho se habló de la indiscutible competencia que los servicios de streaming están dando con sus producciones originales. Aunque entonces se veía a Netflix como el competidor más fuerte por el número de nominaciones ahora podemos decir que la gran ganadora de la noche y la sorpresa más grande la dio The Handmaid's Tale de Hulu.

Netflix obtuvo una gran cantidad de nominaciones pero ese éxito no se vio reflejado en el número de premios que se llevó a casa. ¿Qué nos dice esto? Por un lado que sus producciones estrella como House of Cards y Orange is the New Black ya no están robándose la noche de los Emmy, que un título tan importante para la plataforma de streaming como Stranger Things se destacó en su confección (los 5 Emmys que ganó fueron en los Emmys a las Artes Creativas) y no en las grandes categorías. También que la joya de Netflix: The Crown obtuvo sólo un Emmy, por la genial actuación de John Lithgow como Winston Churchill.

Por otro lado están las series de comedia de Netflix. Unbreakable Kimmy Schmidt que obtuvo tres nominaciones pero no se llevó ninguna a casa. En esta categoría fue otro programa, Veep de HBO, que salió victorioso. Esta serie se ha llevado los últimos tres años el Emmy como la mejor comedia y su protagonista, Julia Louis Dreyfus, ya cuenta con 11 Emmys: uno como secundaria en Seinfeld, uno como protagonista por The new adventures of old Christine, dos como productora de Veep (en la categoría de mejor comedia) y otros seis como actriz principal en Veep. Estamos ya ante una leyenda del género de la comedia.

Mujeres, las grandes ganadoras

Es importante señalar que se haya reconocido el trabajo de las mujeres no sólo en las categorías propias de su género, sino en nominaciones y galardones en las que las mujeres son una minoría. Un ejemplo de esto es Reed Morano, quien es la segunda mujer en la historia de los Emmy en recibir la estatuilla por la dirección en una serie dramática. La anterior mujer directora en ganar el Emmy fue Mimi Leder en 1995 por su trabajo en Urgencias.

Otra agradable sorpresa fue el Emmy otorgado a Lena Waithe por su trabajo como guionista junto Aziz Ansari en la genial serie Master of None de Netflix. Lena se convirtió en la primera mujer afroamericana en ganar un Emmy en esta categoría.

Otras mujeres reconocidas por su trabajo son Reese Witherspoon y Nicole Kidman, junto a los demás productores, al llevarse el Emmy a la mejor miniserie por Big Little Lies. Esta serie de HBO que sorprendió desde su estreno hace unos meses. Kidman, además, se llevó la estatuilla por su actuación en la misma. Como podemos ver el show obtuvo un total de ocho Emmys.

Así pues, es importante que poco a poco se abran las oportunidades para las mujeres y a la diversidad en sí. Tanto a las personas talentosas que participan en las series que disfrutamos día a día como en temáticas, como bien ejemplifica el episodio San Junípero de Black Mirror, capítulo que se llevó el Emmy al mejor guion de miniserie y los galardones al genial programa RuPaul’s Drag Race, el reality que nos ha mostrado el universo de las drag queens de la mano del host, productor y jurado: RuPaul.