La próxima semana se dará a conocer el nombre de los galardonados con los Premios Nobel de 2017. El lunes 2 de octubre será el turno del Nobel de Fisiología o Medicina, el martes 3 llegará el anuncio del Nobel de Física y el miércoles 4 sabremos quién recibe el Nobel de Química. Posteriormente, se revelará quiénes son los premiados con el Nobel en las categorías de la Paz, Economía y Literatura.

Como cada año, antes de saber quiénes son reconocidos por el Comité Nobel, las apuestas sobre los posibles ganadores se suceden. Sin embargo, como indican las propias normas de la Real Academia de Ciencias de Suecia, las candidaturas no se hacen públicas hasta pasados cincuenta años de su nominación. Esta es la razón por la que las predicciones de los Nobel rozan la mera especulación, un hecho que no impide que los rumores y las apuestas se disparen durante los días anteriores al anuncio de los premios.

Los posibles candidatos al Nobel de Medicina

ciencia en 2016
extender_01 | Shutterstock

Sigma Xi, una de las sociedades científicas más antiguas del mundo, lanza cada año una votación en la que pide a sus miembros que elijan a sus favoritos para el Nobel. En esta ocasión, los investigadores han elegido a Emanuelle Charpentier, Jennifer Doudna y Feng Zhang como posibles candidatos en la categoría de Fisiología o Medicina por el desarrollo de la tecnología CRISPR-Cas9, aunque también suenan en los Nobel de Química. La entidad también propone como favorito en esta categoría a James Allison, pionero de la inmunoterapia contra el cáncer.

Allison no es el único experto en inmunología que aparece en las quinielas del Nobel de Fisiología o Medicina. Gordon Freeman y Arlene Sharpe también se sitúan en la terna de favoritos por sus contribuciones al desarrollo de tratamientos personalizados contra el cáncer. Por otro lado, el medio especializado Stat sugiere como candidatos en esta categoría a Kazutoshi Mori y Peter Walter por el descubrimiento de un mecanismo que presentan las células para destruir proteínas que no estén bien plegadas y, por tanto, puedan ocasionar daños fisiológicos.

La consultora Clarivate Analytics añade cuatro nombres más a las predicciones del Nobel de Medicina. Según su apuesta, Lewis C. Cantley, Karl J. Friston, Yuan Chang y Patrick S. Moore también serían candidatos al premio por sus hallazgos de la ruta de señalización PI3K relacionada con el crecimiento de tumores malignos, el análisis de imágenes del cerebro o el descubrimiento del herpesvirus del sarcoma de Kaposi, respectivamente.

Las quinielas para el Nobel de Física

Las predicciones para esta categoría apuntan a las ondas gravitacionales, mejor avance científico de 2016 según Science, como claro favorito al Nobel de Física. De confirmarse los rumores, el premio podría reconocer el trabajo de la colaboración Advanced LIGO, que ha confirmado cuatro señales de las ondas gravitacionales predichas por Albert Einstein, la última hace solo unos días. El galardón también podría ir para científicos como Kip Thorne, Rainer Weiss o Barry Barish, cuyo trabajo fue clave para la construcción de grandes observatorios con los que 'escuchar' estos 'susurros cósmicos'. Por desgracia, Ronald Drever no podrá ser premiado por sus contribuciones, ya que falleció en marzo de 2017.

Las apuestas de Sigma Xi y de Clarivate Analytics, sin embargo, no incluyen a las ondas gravitacionales como favoritas. La asociación científica sugiere a Sandra M. Faber y Alexander Polyakov por sus trabajos sobre la formación de galaxias y la teoría de cuerdas, respectivamente. La consultora se decanta por Phaedon Avouris, Cornelis Dekker y Paul McEuen por sus contribuciones al desarrollo de una nueva electrónica basada en el carbono; Clarivate Analytics también incluye a Mitchell J. Feigenbaum y Rashid A. Sunyaev por sus estudios sobre los sistemas físicos caóticos y no lineales y acerca del origen del universo.

Las apuestas para el Nobel de Química

CRISPR
Jennifer Doudna/UC Berkeley

Una de las grandes apuestas para esta categoría, tal y como sucedió el año pasado, es la edición genómica. De no ser premiados con el Nobel de Medicina, los pioneros en el desarrollo del sistema CRISPR-Cas9, Jennifer Doudna, Emanuelle Charpentier y Feng Zhang, enfrentados actualmente en una guerra de patentes, podrían ser galardonados con el Nobel de Química. Si la Real Academia de Ciencias de Suecia considera que el premio debe reconocer el desarrollo de este 'bisturí molecular', otros investigadores que podrían ser reconocidos serían el español Francis Mojica —quien descubrió las secuencias CRISPR— o el norteamericano George Church. En cualquier caso, la predicción de que esta tecnología se lleve el Nobel de Química no es baladí, ya que la técnica del ADN recombinante que abrió las puertas de la ingeniería genética y de la biotecnología ya fue galardonada en los años ochenta.

Otros expertos consideran que es demasiado pronto para que CRISPR-Cas9 gane el Nobel. Así lo entienden también Sigma Xi y Clarivate Analytics, que no incluyen entre sus predicciones a la edición genómica. La sociedad genómica sugiere que M. Stanley Whittingham y John Goodenough podrían ser galardonados con el Nobel por sus trabajos fundamentales en el desarrollo de las baterías de ión-litio. La química bioinorgánica, con Harry Gray y Steve Lippard como figuras clave, suena también en las quinielas de Sigma Xi. Basándose en las citaciones de artículos científicos, Clarivate Analytics considera como favoritos a John E. Bercaw, Robert G. Bergman y Georgiy B. Shul’pin (por la funcionalización de enlaces C-H), Jens Nørskov (por sus estudios sobre catálisis) y a Tsutomu Miyasaka, Nam-Gyu Park y Henry J. Snaith (por sus contribuciones sobre materiales basados en la perovskita). A partir del próximo lunes sabremos cuáles son los científicos premiados en cada categoría de los Nobel de 2017.