Los vehículos eléctricos están cada vez más de moda. Al tiempo que surgen nuevos fabricantes para entrar en un mercado que está en plena expansión, los más tradicionales también varían su modelo de negocio para orientarlo hace el peso que tendrá lo eléctrico en los próximos años. Esta es su única opción para no perder volumen de ventas en un momento en el que los países y ciudades de todo el mundo comienzan a ponerse en contra de la polución y los coches con altas emisiones contaminantes.

En España el crecimiento nunca había sido tan favorable para el parque de vehículos eléctricos e híbridos, que experimentan nuevas subidas de cuota de mercado cada mes que pasa. La Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones ha emitido un comunicado en el que informa del proceso de crecimiento al respecto, arrojando unas cifras que denotan el claro interés por estos vehículos existente en el territorio nacional.

En lo que va de año, 35.708 unidades destinadas al transporte eléctrico e híbrido (turismos, cuadriciclos, vehículos comerciales e industriales y autobuses) han sido matriculadas, suponiendo un crecimiento total del 82,7 por ciento. En el conjunto del mercado, la cuota total que representan estas nuevas matriculaciones supone un 3,9% que, si bien puede parecer una cantidad reducida, contrasta con el total de 19,550 matriculaciones que se realizaron en España en el conjunto del año 2016.

Hasta en el pasado mes de julio ya se habían matriculado más vehículos eléctricos e híbridos que durante todo el pasado año, elevando la cifra mensual hasta las 5,764 unidades y suponiendo un incremento del 74,4 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior.

Los híbridos siguen teniendo una clara ventaja sobre los eléctricos, siendo 32,072 las matriculaciones totales de los primeros en lo que va de año, frente a las 3,636 de los segundos. A pesar de esto, la venta de eléctricos ha crecido más de año a año que los híbridos, con unos porcentajes de 81,4% y 73,5%, respectivamente.

En definitiva, los datos ofrecidos por ANFAC muestran un crecimiento exponencial que apunta a grandes cambios en el panorama nacional de transporte para los próximos años. El parque de vehículos eléctricos e híbridos aumenta sus matriculaciones a buen ritmo y hace que la transición de vehículos de combustión a otros menos contamines sea más fácil que nunca.