BYD, ha anunciado que deja de fabricar coches de combustión, que como titular es una gran noticia, impulsada por la cada vez mayor demanda de vehículos eléctricos. Pero no todo es como parece, puesto que también seguirá vendiendo híbridos enchufables, los cuales no solo contaminan, sino que según algunos estudios y expertos, han funcionado dentro de la industria como un parche, y más que beneficiar, atrasa la muy necesaria adopción real de la movilidad eléctrica.

Además, BYD es el primer fabricante en detener por completo la producción de coches 100% de gasolina o diésel. Un movimiento lógico considerando que, dentro de la compañía, la venta de este tipo de vehículos dentro de la compañía va en declive desde 2013. Pero además, en 2020, la venta de eléctricos e híbridos enchufables se dispara.

Durante le primer trimestre de 2022, BYD ha conseguido incrementar sus ventas en un 170%. Tan solo 1,6% de las unidades vendidas son vehículos 100% de combustión.

El último coche no electrificado de la marca se fabricó en marzo. "En el futuro, BYD se enfocará únicamente en el sector de los coches híbridos enchufables o 100% eléctricos", indica un comunicado de prensa enviado a la bolsa de valores de Hong Kong.

BYD mira a los objetivos de emisiones trazados por China para 203

La decisión tiene un peso estratégico puesto que en la actualidad, BYD es el fabricante de coches eléctricos más grande de China. Además está alineado con los objetivos de máximas emisiones que ha trazado el país para 2030, el último año en que los niveles de CO2 pueden aumentar. De ahí en adelante, tienen que reducirse cada año.

BYD, Volvo, Ford, General Motors, Mercedes-Benz y Jaguar Land Rover han firmado un acuerdo conjunto en que se comprometen a acabar por completo la fabricación de motores de combustión y eliminarlo de sus ventas dentro de China en 2040.

La compañía recientemente presentó un nuevo prototipo de uno de sus nuevos vehículos, el BYD Seal, con un nuevo diseño, nueva plataforma y nueva tecnología con la que pretenden competir contra el Tesla Model 3, que está acaparando un buen nivel de ventas dentro del país.

BYD no solo fabrica coches, también se encarga de la producción de buses, camiones, bicicletas eléctricas y montacargas. Además están invirtiendo en investigación y desarrollo de nuevas baterías. En particular su propio modelo de pack estructural llamado Blade que equipan en el BYD Han EV.