Los trolls son la principal amenaza en Twitter y afecta a millones de usuarios, los cuales han sido acosados por estas cuentas que publican contenido con el objetivo de provocar, ofender o, en el peor de los casos, amenazar. La red social ha llevado a cabo ciertas medidas para evitar el auge de los trolls y este 10 de julio ha presentado su última incitativa. Los usuarios podrán, a partir de ahora, silenciar las notificaciones de cuentas recién registradas o de personas a las que no siguen.

En configuración, los usuarios podrán habilitar esta opción a través de Filtros Avanzados de Twitter, donde podrán escoger qué tipo de cuentas quieren silenciar: las recién creadas y las que no siguen o no son seguidas por el usuario.

La nueva opción para preservar la seguridad de los usuarios de Twitter no es una medida para acabar con la existencia de los trolls, pero sí puede evitar que muchas personas se conviertan en víctimas de esta forma de acoso. Normalmente, las cuentas creadas para hacer daño son eliminadas y nuevamente creadas con otro nombre en numerosas ocasiones y, en la mayoría de los casos, los trolls no siguen a sus víctimas ni ellas a sus acosadores.

Estas categorías se suman a las ya instauradas por Twitter, que permiten que puedan bloquearse las notificaciones de cuentas que no tienen foto de perfil y que no han verificado su dirección de correo electrónico o número de teléfono. Por otro lado, las víctimas por trolls pueden silenciar las conversaciones en las que han sido acosados y bloquear palabras clave o hashtags.

El pasado mes de marzo, Twitter anunció sus nuevos planes para garantizar la seguridad y afirmó que utilizaría un algoritmo para identificar los trolls y que, además de encontrar posibles palabras clave, se estudiaría también el contexto y el comportamiento del usuario de la cuenta para tener la mayor certeza posible de que se trata de una acoso cibernético. En ese caso, la cuenta es eliminada y la red social registra la información del troll, como el correo electrónico o la dirección IP, para evitar que se cree otra cuenta con el mismo fin.

Por su parte, Google creó en febrero la herramienta Perspective, con la cual pretende luchar contra el abuso cibernético a través del Machine Learning. El aprendizaje automático podrá detectar usuarios tóxicos basándose en otros comentarios marcados como trolls.