Los ojos de la industria están en el coche autónomo y eléctrico. Pero **los fabricantes continúan haciendo grandes inversiones en la seguridad de sus vehículos,** especialmente en aquellos formatos menos comunes como los vehículos descapotables.

La última patente de Porsche pone sobre la mesa un sistema que permite instalar *airbags* en el pilar del parabrisas, protegiendo el cráneo del conductor y el pasajero en caso de accidente frontal. Y es que **los vehículos convertibles y descapotables son más susceptible de deformaciones en caso de accidente**, al no contar con un techo que refuerce la estructura del vehículo.

Es muy probable que los próximos vehículos de la marca, como el Porsche 911 Cabrio, se nutran de esta patente y monten este sistema para **elevar la seguridad de sus pasajeros**. También es bastante probable que otros fabricantes adopten medidas similares para proteger a los pasajeros de sus vehículos descapotables.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.