Futuro

La realidad virtual se libera de sus ataduras

Por 16/04/17 - 18:53

Pese a no igualar el rendimiento de la transmisión por cable, la realidad virtual inalámbrica está más cerca de lo que se estimaba gracias a los avances de la banda de los 60 GHz.

La realidad virtual se libera de sus ataduras
ra2studio/Shutterstock

Dentro de las grandes tendencias de 2015 y 2016, destacó la realidad virtual. Prometía mucho y no ha dejado de hacerlo, pese a que parezca que el mercado no ha ganado la tracción que se esperaba, fuera de los kits móviles, que sí han logrado un gran nivel de ventas. La emoción alrededor de la realidad virtual continúa, y con ello lo hacen avances que aportan funciones que no se esperaban hasta dentro de unos años. Uno de los grandes inconvenientes para lograr inmersión han sido los cables que van de los cascos al ordenador en los kits de gama alta, y es en ese campo donde más innovación se está dando.

Recientemente, AMD ha adquirido Nitero, una startup especializada en chips de transmisión de imagen para realidad virtual inalámbrica. Con esta compra, la compañía intentará ganarse un gran lugar en el mercado de los kits de gama alta, probablemente ofreciendo facilidades a los jugadores que los emparejen con una de sus tarjetas gráficas. Uno de los grandes protagonistas de este avance será WiGig, la próxima generación de Wi-Fi, que funciona en la banda de 60 GHz y que, en distancias cortas, promete hasta 8 Gbps y menor latencia.

Una solución que estuvo presente en el MWC 2017 y que ya usaba esa misma banda es DisplayLink XR, que empleando también la banda de 60 GHz ofrece una latencia de tan sólo 5 milisegundos, suficiente para que el lag no privara de una buena experiencia de juego. Requería, eso sí, de la instalación de una tarjeta en el PC que iba conectada por cable hasta un transmisor colocado en el techo, así como de un receptor sujeto al al casco, que es lo que la compañía venderá a partners.

Además de la pretendida reducción de latencia, que esta tecnología llegue pronto al mercado global depende de la integración que se consiga entre baterías y kits, pues estos siguen requiriendo energía para la pantalla y los sensores. Como en todo, si se instalan baterías más grandes aumentará el peso total; y si son pequeñas la autonomía se resentirá y las sesiones de juego serán más cortas.

Puedes comentar sobre este y otros temas en nuestra comunidad

comentar
ESPECIAL

40 años de Star Wars, en cifras

Por
40 años de Star Wars, en cifras

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia. Si sigues navegando estás aceptando nuestra política de cookies