Damon Lindelof es uno de los genios de la televisión contemporánea. Sus aportaciones al medio no tiene término fijo: o es amado o es odiado. Pero independientemente de este asunto, sus creaciones han sido grandes aportaciones a la televisión contemporánea, y desde luego gracias a la herencia de Lost, es uno de los culpables directos de las comunidades de fans y de sentarse alrededor de la red para discutir los cliffhangers de nuestra serie favorita.

Con el binge-watching y la postura de Netflix de soltarte todos los episodios de una vez, se pierde parte de esa magia de mantenerte en tensión capítulo a capítulo, aunque, eso sí, tenemos algunos beneficios por el camino, como por ejemplo tener todo el contenido disponible y la posibilidad de hacer maratones de series los días de estreno, por mucho que esto no sea tan bueno como parece para nuestro bienestar mental.

Sea como sea, al creador de Lost, y ahora cabeza visible de The Leftovers, no le gusta, nada de nada, el binge-watching, y por ello ha escrito una carta a los críticos con motivo del estreno de la última temporada de The Leftovers. La carta (completa) ha sido reproducida por Slate, pero la parte de que se centra en el sistema de ver series del tirón, propuesto primero por los servicios piratas de streaming y posteriormente por Netflix a través de sus estrenos, es esta:

Yo soy de la vieja escuela. Y no sólo porque estoy de acuerdo con Joss Whedon sobre todo. Nunca antes en la historia de la lengua inglesa se ha asociado "binge" con algo saludable o productivo. Sólo porque haya una lata entera de Pringles delante de ti no significa que debas comerte todas ellas en una sola sesión. Cada vez que he hecho esto, me he sentido triste y culpable, y luego me he enfadado con la Corporación Pringles. Pero también debo reconocer que los tiempos han cambiado. Debo reconocer que no sólo hay demasiada televisión, sino televisión demasiado buena [...].

El punto es, nunca he enviado [a los críticos] muchos episodios de antemano y me siento asustado y estoy tratando de mitigar ese miedo mediante el control de las cosas [...].

Como bien apunta Damon Lindelof, los tiempos están cambiando, y cada vez más espectadores quieren tener todo el contenido disponible. Sea como sea, el nuevo sistema de ver series que se está imponiendo en el streaming va en contra del estilo de Lindelof, y sin duda, pierde parte de la magia.

👇 Más en Hipertextual