meteorito

Paul Fleet | Shutterstock

A las 22:25 horas del pasado 11 de diciembre, un gran bólido fue detectado en los cielos de Andalucía y Castilla la Mancha. Según recogen los datos medidos por las estaciones de Calar Alto (Almería), La Hita (Toledo), La Sagra (Granada), Sierra Nevada (Granada) y Sevilla, el objeto iluminó el cielo con una gran intensidad, siendo visible desde varios puntos de la Península Ibérica. La información preliminar, analizada por el profesor José María Madiedo, indica que la bola de fuego podría haber impactado contra la Tierra, habiendo sobrevivido parte de la roca al impacto.

La gran bola de fuego

Según señalan las fuentes procedentes del proyecto SMART, que opera en la red astronómica del sur de España, el fenómeno luminoso sobrevoló las provincias de Granada y Jaén. Tal y como muestra el vídeo recogido por las cámaras de vigilancia de meteoritos de Calar Alto, el bólido habría "impactado" contra la atmósfera terrestre a una velocidad de unos 72.000 Km/h, lo que habría provocado la brillante bola de fuego recogida por la grabación. Aunque se han recogido testimonios de personas que afirman haber sentido un pequeño temblor, parece que este detalle está descartado. Lo que sí podría haberse escuchado es el estruendo causado por la explosión del bólido al caer. Como decíamos, ahora se está investigando si ha llegado a sobrevivir el meteorito. Si esto fuera así, la roca puede recuperarse para proceder a su estudio.

Por el momento no tenemos claro de dónde vino, pero un análisis posterior nos servirá para comprender su procedencia, así como su composición, lo que podría aportar valiosos datos astronómicos. Esta bola de fuego recuerda a los bólidos observados durante los pasados meses de verano, cuando pudimos disfrutar de varios de estos fenómenos. Como explicamos en su momento, los fenómenos de julio se deben al campo de restos dejados por los cometas 109P/Swift-Tuttle y 169P/NEAT entre otros. En esta ocasión todavía es pronto para saberlo con exactitud aunque los expertos tendrán más información en los días siguientes.

SMART, en busca de meteoritos

Este bólido ha sido observado desde varias estaciones astronómicas enmarcadas dentro de un proyecto conocido como SMART, acrónimo de Spectroscopy of Meteoroids in the Atmosphere by means of Robotic Technologies. El objetivo de esta iniciativa es analizar la materia interplanetaria que impacta contra la Tierra para obtener más datos sobre su naturaleza. Así, SMART trabaja determinando su trayectoria, su órbita y de qué cuerpos de nuestro Sistema Solar proceden estas partículas. También analiza la composición química y diversos parámetros físicos de los meteoroides detectados. Otro aspecto importante del análisis es saber cómo se difunden en la atmósfera terrestre las especies químicas que componen los bólidos detectados una vez que estos se desintegran a su paso. Cuando las rocas sobreviven a la caída y quedan en forma de meteoritos, SMART trabaja en recuperar dichos meteoritos para analizarlos.

Observatorio de Calar Alto

Por último, y no menos importante, el proyecto trabaja mejorando los sistemas de detección de manera que se pueda ampliar la red colaboradora así como la automatización de los sistemas y equipos encargados. De esta manera, la detección se vuelve más precisa, eficiente y cómoda, aumentando la cantidad de información obtenida por la red. Desde 2014, el Observatorio Astronómico de Calar Alto cuenta con una estación de detección de meteoros formada por cinco cámaras de vigilancia de alta sensibilidad. De aquí proceden las espectaculares imágenes de la bola de fuego vista la pasada noche. Estos equipos monitorizan toda la bóveda celeste en busca de cualquier indicio de meteoroide. Así se puede identificar de forma automática los bólidos y la entrada de rocas en la atmósfera terrestre para su estudio posterior.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.