La Agencia Espacial Europea ha difundido las primeras fotografías de Marte captadas por la misión ExoMars 2016. Las imágenes han sido obtenidas por el instrumento Trace Gas Orbiter (TGO), que se insertó con éxito en la órbita del planeta rojo el pasado 19 de octubre. Durante la última semana, esta sonda ha realizado las pruebas de cuatro instrumentos científicos que porta, además de realizar diferentes medidas de calibrado.

Los primeros días de trabajo han servido para que el orbitador, desarrollado conjuntamente por la Agencia Espacial Europea y el Roscosmos ruso, capte las primeras fotografías de Marte. Estas imágenes ilustran el potencial que tendrá el instrumento TGO cuando se inserte en su órbita definitiva, a 400 kilómetros de altitud, el próximo año. Su principal cometido, sin embargo, será resolver el misterio del metano sobre el planeta rojo.

El gran objetivo de la misión ExoMars 2016 es discernir si el metano descubierto con anterioridad en Marte es fruto de la actividad biológica de organismos vivos o de procesos geológicos. En el primer caso, se podría demostrar la presencia de vida en el planeta rojo, bien en la actualidad o bien que dejaron su "huella" en Marte hace millones de años en la superficie marciana. En 2004 y 2014, los científicos detectaron evidencias de este compuesto químico en tres regiones del planeta rojo, Terra Sabae, Nili Fossae y Syrtis, aunque su origen sea todavía un rompecabezas para los investigadores.

A pesar de que Europa y Rusia lograron llegar a Marte con la exitosa inserción del instrumento TGO, el programa ExoMars 2016 fracasó al no aterrizar con éxito la sonda Schiaparelli sobre la superficie marciana. Los primeros datos apuntan a un posible fallo informático, que provocó un error en su sistema de navegación. Recientemente, investigadores italianos denunciaron que el accidente de la nave podría haberse evitado, aunque ni la Agencia Espacial Europea ni el Roscosmos ruso han respondido a estas acusaciones.

Mientras se resuelve la investigación sobre el fallido amartizaje, el instrumento Trace Gas Orbiter continúa su trabajo a millones de kilómetros de nuestro planeta. Las primeras fotografías difundidas son sólo el comienzo de una prometedora misión, que continuará en 2020, con la probable llegada de un robot al planeta rojo gracias al programa ExoMars. Marte continúa lleno de secretos, pero la investigación científica quiere ofrecer nuevos detalles sobre los aspectos más desconocidos de este mundo vecino.