Lanzan ExoMars 2016 para resolver el misterio del metano en Marte
ESA/ATG medialab

La Agencia Espacial Europea y Rocosmos, su homóloga rusa, han lanzado con éxito la misión ExoMars 2016, que pretende escribir un nuevo capítulo en la historia de la exploración del planeta rojo. Este ambicioso programa de colaboración tiene como objetivo estudiar la composición gaseosa de Marte, con el fin de resolver el misterio sobre la presencia de metano y su relación con una posible actividad biológica. Además, la misión permitirá que Europa y Rusia realicen las primeras maniobras de aterrizaje y descenso en el planeta rojo gracias a la sonda Schiaparelli.

Resolver el misterio del metano en Marte nos permitiría descubrir su origen biológico o geológicoEl lanzamiento exitoso de ExoMars 2016 desde el cosmódromo de Baikonur (Kazajistán) anticipa una larga trayectoria hacia Marte. Y es que tendremos que esperar hasta el próximo 16 de octubre para comprobar que la sonda ha llegado correctamente al planeta rojo. Ese día el instrumento Trace Gas Orbiter (TGO) entrará en órbita para estudiar la composición gaseosa de Marte y determinar la existencia de metano, un gas que en la Tierra es producido en un 90% por organismos vivos.

En el caso marciano se encontraron evidencias de este compuesto químico en 2004 y 2014 en tres regiones diferentes: Terra Sabae, Nili Fossae y Syrtis Major. "No se preveía la existencia de metano en Marte y los mejores modelos físicos con los que trabajamos no lo explican", señala Miguel Ángel López Valverde, del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC) y miembro de la misión. Según el investigador, "esta divergencia entre los modelos y los datos requiere, por un lado, nuevas observaciones y, por otro, un nuevo marco teórico”, dos necesidades que tratará de cubrir ExoMars 2016.

ExoMars 2016

ESA/ATG medialab

El objetivo del programa es discernir si el metano descubierto es fruto de la actividad biológica de organismos que, o bien se extinguieron hace millones de años dejando metano congelado en el subsuelo del planeta, o son muy resistentes y todavía sobreviven en Marte. En este segundo caso podríamos por fin anunciar el descubrimiento de vida fuera del planeta Tierra. Pero el metano también puede originarse por procesos geológicos como la oxidación del hierro, la transformación del olivino en serpentina, a través de volcanes activos o mediante la desestabilización de clatratos -hielos que contienen gas en su interior-. ExoMars 2016, por tanto, ayudará a resolver el enigma del metano en Marte.

Europa y Rusia realizarán en octubre sus primeras maniobras de entrada y aterrizaje en MarteOtro de los grandes retos de ExoMars 2016 sucederá también el próximo octubre. El mismo día 16 la sonda Schiaparelli se separará del instrumento TGO, con el objetivo de iniciar una maniobra de descenso y aterrizaje en el planeta rojo, una tarea que Europa y Rusia nunca han llevado a cabo. Si todo sigue según lo previsto, el 19 de octubre el rover alcanzaría la superficie de Marte. La sonda, sin embargo, tendrá una vida corta dado que no cuenta con baterías adicionales ni posibilidad de recargarse.

Su finalidad será demostrar las capacidades rusas y europeas de depositar un equipo de este tipo en el planeta rojo. De lograrlo, se allanaría el terreno para ExoMars 2018, un robot que cuenta con instrumental de origen español como el espectrómetro RLS desarrollado por el Centro de Astrobiología (CSIC-INTA), la Universidad de Valladolid y el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA). La exploración espacial europea y rusa pretende así abrir una nueva etapa en la investigación sobre Marte, con el fin de descubrir trazas de vida presente o pasada sobre el planeta rojo.

hazte socio

Recomendados