Ryan Collins, mejor conocido como el hombre que filtró cientos de fotografías íntimas de jóvenes estrellas de Hollywood en 2014, fue sentenciado a 18 meses en prisión.

Collins robó las contraseñas de las celebridades a través de una eficaz estrategia de *pishing,* en la que las famosas introdujeron sus contraseñas de Apple y Google en [un servicio apócrifo.](http://www.theverge.com/2016/10/28/13453166/ryan-collins-celebgate-celebrity-photo-hacker-prison-sentence) De acuerdo con la jurisdicción estadounidense, Collin violó la Ley de Fraude y Abuso Computacional, y su delito le pudo haber valido hasta cinco años de cárcel.

En el escándalo estuvieron implicadas 50 cuentas de iCloud y 72 de Gmail, y más de 100 actrices y modelos, cuya privacidad fue absolutamente vulnerada y que quedaron expuestas ante el escarnio público.

Al menos otras dos personas participaron en la filtración de las fotografías del ['Celebgate':](https://hipertextual.com/archivo/2014/09/hackeo-icloud-celebgate/) Edward Majerczyk (quien aún no ha sido sentenciado) y Andrew Helton (quien recibió seis meses y una multa por 3.000 dólares).