Vientos de cambio soplan en una de las startups más populares del panorama emprendedor español. Miguel Arias ya nos comentaba que aún había que demostrar muchas cosas y hacer realidad otras y también nos decía que pronto veríamos novedades. Bueno, pues por fin están aquí.

Lo primero ha sido un cambio en el nombre de la compañía. CartoDB pierde sus dos últimas siglas y pasa a denominarse únicamente Carto, -con el consiguiente cambio de logo a juego-. Mucho más simple y sencillo; y todo con el objetivo de acompañar a sus nuevos cambios estratégicos. Aunque lo más seguro sea que a la mayoría le cueste cambiar el chip y, en al menos un tiempo, sigan escuchando su antiguo nombre.

Carto Builder ayudará a gestionar todos esos datos, que hasta ahora caen en el olvido, de una forma sencilla y accesible a todosY por otro lado, se lanzan con otra herramienta al mercado disponible para todos los usuarios: Carto Builder. Mucho más accesible que el origen de Carto y que tiene el objetivo de que los usuarios puedan analizar y crear herramientas con sus datos geoespaciales sin necesidad de conocimientos de programación. Es, en otras palabras, la universalización de los datos a través de un lenguaje visual; todo con el objetivo de que todos esos elementos que se pierden por el camino, y que ayudarían a la toma de decisiones, tengan un destino útil. De media el 80% de los datos en todo el mundo tienen un componente de localización, sin embargo sólo se hace uso de menos de un 10%. Carto ayudará a invertir estas cifras.

No valía con añadir una nueva línea de negocio a la empresa, había que cambiar: "para afrontar un reto tan ambicioso necesitábamos ser otra cosa, tanto que hemos decidido crear una nueva marca a partir de lo que somos", comenta Sergio Álvarez en un comunicado.

Es, desde luego, una nueva etapa para esta empresa que, creada en 2012 ha tenido una carrera meteórica. De 0 a 200.000 usuarios en cuatro años y varias rondas de financiación que apoyan todo el trabajo hecho; su objetivo de ser famosos se está haciendo realidad. Porque después de todo, ¿quién no conoce Carto?

El nuevo Carto ya está aquí.