Pebble

Migicovsky culpa de los despidos a un ambiente no muy propicio para la recaudación en Silicon Valley. Pese a ello, asegura que la compañía ha recaudado $26 millones en los últimos 8 meses más los $20 millones de la campaña de Kickstarter. No ha dicho quiénes son los inversores, pero sí que es gracias a créditos bancarios y capital de riesgo.

"Hemos sido muy cuidadosos al planear nuestros productos para este año," confesó Migicovsky. "Tenemos este dinero, pero es muy difícil conseguirlo en la actualidad."

El empresario quiere que Pebble se enfoque en la salud y el fitness, que es en lo que más interesados están sus usuarios dice. La compañía comenzará a vender sus productos en India gracias a un acuerdo con el minorista online Amazon.

Los despidos llegan en un panorama algo preocupante para los relojes inteligentes. Parecían ser la nueva panacea y a resultado ser una gama de productos que rápidamente han pasado a un segundo plano para muchas empresas en el último Mobile World Congress.

Es un mercado joven, pero dominado claramente por las pulseras cuantificadoras como Fitbit y la Xiaomi Mi Band y el dominio férreo de Apple y su Watch en la gama alta. Los grandes fabricantes como LG, Samsung o Sony tienen dificultades para vender relojes inteligentes y a Pebble la ventaja de ser el primero y multiplataforma puede que no sea suficiente en el futuro.

"Queremos ser cuidadosos," dijo Migicovsky. "Pebble está aquí para pelear a largo plazo. Creemos que los wearables se establecerán en 5 a 10 años, y lo de ahora es preparar el terreno para el éxito."

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.