Tras ocho millones de unidades vendidas, los británicos lanzan su tercer modelo. La Raspberry Pi 3 es 10 veces más potente que la placa original lanzada en 2012, y entre un 50 y un 60% más que el modelo anterior.

En su interior, un nuevo procesador de cuatro núcleos a 1.2Ghz, y de 64 bits, combinado con WiFi y Bluetooth 4.1 incorporado, y manteniendo compatibilidad total con modelos anteriores. Ya solo las capacidades inalámbricas harán del nuevo Raspberry Pi 3 una delicia para los apasionados, aumentando en gran medida las posibilidades. Hasta ahora todos los modelos quedaban relegados a un puerto ethernet, que limitaba mucho lo que podían hacer.

El precio seguirán siendo los tradicionales 35 dólares, y puede ser adquirida ya en múltiples lugares. Mientras que los modelos anteriores seguirán estando disponibles "mientras haya demanda", incluyendo el Raspberry Pi Zero de 5$.