Apple finalmente llevó a cabo su tercer y último gran evento del año. El evento iPad 2014 estuvo dedicado a cerrar los grandes lanzamientos de la compañía para lo que queda de año en cuanto a software y también hardware. Por un lado, anunciaba el lanzamiento inmediato de OS X Yosemite, al igual que ponía fecha (y muy cercana) a iOS 8.

Pero por otro lado, también nos mostraba su nueva generación de iPads (Air y mini), iMac y Mac Mini, objetos del deseo de muchos para estas navidades, sobre todo gracias a esa gloriosa pantalla Retina 5K de los nuevos iMac.

Sin embargo, este año, lo que más ha llamado mi atención ha sido el iPad mini, el "nuevo" iPad mini, la tercera generación. ¿La razón? Es sencilla, luego de ver su ficha técnica me percaté de que algo raro sucedía... Es prácticamente idéntica al iPad mini del año pasado.

Apple realmente no actualizó el iPad mini, o no de forma significativa, no para justificar los 100 dólares o euros de diferencia que existen entre el precio de la segunda generación de la mini tablet de Apple (que sigue a la venta) y la "nueva" versión. La realidad es sencilla: si quieres un iPad mini, sale mejor comprar la segunda generación antes de la tercera. Esto nunca había pasado en Apple.

¿Quieres un iPad mini? Quizás prefieras la de 2013

Hay varias razones que podrían explicar esta extraña estrategia de Apple que parece errática y se escapa de sus movimientos tradicionales. Todas y cada una de cierto modo comprensible, pero como empresa, no para el usuario final. En mi caso, me siento muy atractivo por este año cambiar mi viejo y fiel iPad 2 por una mini, pero no por la nueva, sino por la del año pasado. Sencillamente, Touch ID no justifica 100 dólares adicionales al precio.

Incluso en la web de Apple podemos ver claramente que las diferencias de hardware entre el iPad mini 2 y el iPad mini 3 son casi nulas. Una ligera mejora en la cámara, y TouchID, más nada. Ah, claro, y que ahora se puede comprar en color "Oro", de resto., tanto su procesador, memoria RAM, capacidad de almacenamiento y calidad/tamaño de pantalla, son idénticas.

El año pasado Apple sorprendió presentando dos nuevas tablets, el iPad Air y el iPad mini 2, con pantalla Retina Display. Y digo sorprendió porque, por primera vez, las tablets de Apple variaban casi solamente en su tamaño, de resto, en su interior llevaban el mismo hardware, ambas podían hacer lo mismo, y ejecutar los juegos más exigentes sin problemas.

Pero, aunque el iPad mini vende mucho, es el iPad Air líder en el mercado de las tablets de Apple. La compañía no da cifras exactas pero es innegable que la grande vende más que la chica. Sumado a eso, tenemos el iPhone 6 Plus, el smartphone de tipo "Phablet" de Apple que con su pantalla de 5.5 pulgadas quizás es muy cercano al iPad mini. Un usuario de 6 Plus quizás no compraría un iPad mino (o una tablet siquiera) por sentirse satisfecho con el tamaño de su móvil, y no necesitar una tablet casi igual. Si yo tengo un teléfono de 5.5", opto por una tablet de 10", no de 7.9".

Entonces tenemos que:

  • El iPhone 6 Plus está jugando casi en la misma liga que el iPad mini
  • El iPad Air es protagonista en el mercado de las tablets de Apple (y en el mercado de las tablets en general)
  • TouchID es una característica que se hará cada vez más necesaria y útil en el ecosistema iOS
  • De nuevo diferenciación entre modelos. iPad Air como modelo "Pro", iPad mini como modelo más casual y económico
  • Menor precio = competencia un poco más directa con las tablets baratas Android

Es comprensible que no hayan actualizado el hardware del iPad mini, lo que no se entiende es porque mantener la segunda generaciónTodas estas razones me parecen suficiente para explicar el por qué Apple no actualizó el hardware del iPad mini, lo que no logro comprender es por qué venden tanto la segunda como tercera generación... y la primera también.

Apple ofrecerá en su catálogo tres versiones del iPad mini. La primera, con un hardware ya bastante antiguo, equiparable al del iPad 2, por un precio desde los 249 dólares. La segunda, con un hardware potente pero no de tope de gama, y pantalla Retina Display, por un precio base de 299 dólares, y la tercera, con el mismo hardware de la segunda y TouchID, por 399 dólares.

Visto desde ese punto, a menos que desees de manera desesperada contar con TouchID, la segunda generación del iPad mini es la elección más lógica, con mayor sentido, e incluso, es un precio espectacular para la calidad de tablet que es.

Y no soy el único que piensa así. Apple de esta forma puede lograr que nadie tome en cuenta al iPad mini 3 como su opción a elegir. ¿Para ti TouchID vale 100 dólares? Lo dudo, así que o Apple elimina una de sus opciones (cosa que dudo que haga), o el iPad mini 2 será uno de los dispositivos más vendidos de estas navidades. Se que yo voy a hacerme con una.