Grandes inventos a lo largo de la historia se han realizado de forma accidental y otras muchas veces nacen de la mente de alguien capaz de pensar más allá de lo normal, incluso rayan en ideas descabelladas provenientes sólo de los libros de ficción. ¿Qué sería de la ciencia si las locuras de los científicos se mantuvieran al margen, si la imaginación de éstos se mantuviera “normal”? No mucho seguramente.

Se pretende usar estos avances en hacer biocombustibles ya que se aprovecha la energía solar

Así pues, inspirados en los cyborgs de Terminator, esta ya clásica saga del cine, los científicos de las universidades de Michigan y Pittsburgh hicieron partículas biónicas, es decir partículas que funcionan con materiales orgánicos y tecnológicos. Éstas, hasta ahora moléculas, contienen una mezcla orgánica con ciertos semiconductores creados para transformar la luz solar en combustible.

Con teluro de cadmio, que es utilizado en los páneles solares para absorber la luz del sol y citocromo C, la proteína vegetal encargada de transportar los electrones durante la fotosíntesis se pretende usar estos avances en hacer biocombustibles ya que se aprovecha la energía solar y se transforma.

Se dio a conocer que los científicos buscan crear el tamaño adecuado de partícula junto con la combinación adecuada de enzimas, es decir nuevas partículas orgánicas-inorgánicas mezcladas que podrían renovarse y auto-replicarse. Este tipo de afirmaciones son las que llevaron a Skynet a desarrollar sus tecnologías, ¿cierto?. Como dije, no todo lo ficción es descabellado.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.