Algunas personas tienen el sobrenombre de "artista" bien merecido. Como Walter Volbers, el creador de este impresionante corto, Mite. Se trata de un vídeo sobre el mundo microscópico y, en concreto, de unos de sus habitantes: los ácaros. Esos diminutos bichitos son famosos por alimentarse de las escamas de nuestra piel y provocar algunas de nuestras alergias.

El trabajo de producción de esta pequeña obra de arte ha ocupado a su autor durante diez años, aunque la mayoría del trabajo no era animación en sí. El resultado final tiene un aspecto muy actual a pesar de utilizar software no tan moderno. Después de ver el vídeo ya nunca podré volver a mirar una alfombra de la misma manera que la veía hasta ahora.