Desde hace tiempo se rumorea que la próxima Xbox podría tener que estar [siempre conectada](conexión permanente en la nueva Xbox) a Internet para funcionar. A pesar de que la idea **parece haber sido desechada** (si es que alguna vez se tuvo en consideración), Microsoft todavía no lo ha anunciado de forma oficial. Lo más probable es que la compañía prefiera esperar al evento del 21 de mayo para dar todos los detalles de su nueva consola. De todos modos, todo apunta a que finalmente se impondrá **la cordura** y no hará falta disponer de conexión permanente en la nueva Xbox.

Al menos, esto es lo que asegura **Ars Technica**, que cita a [un correo](http://arstechnica.com/gaming/2013/05/microsoft-next-xbox-will-work-even-when-your-internet-doesnt/) interno enviado por la empresa a los empleados que trabajan en este proyecto. Cabe preguntarse cuál es la necesidad de enviar un correo con este tipo de información a las personas que, en teoría, ya deberían conocerla (**más allá de dar lugar a filtraciones**), pero ése es otro tema.

Sea como fuere, Microsoft explica que la nueva Xbox "está diseñada para proporcionar el futuro del entretenimiento al mismo tiempo que está construida para ser tolerante con el Internet de hoy en día". Es más, en el correo se citan **una serie de escenarios** en los que la consola debería funcionar sin importar cuáles sean las condiciones de conexión.

Entre estos escenarios estarían reproducir un Blu-ray, ver televisión en directo y jugar a un título para un jugador. No obstante, sólo son **algunos ejemplos**, pues no se trata de una lista cerrada.

Por el momento no hay más información sobre el funcionamiento, más allá de que no será necesaria la conexión permanente en la nueva Xbox. Así, es posible que el juego offline se realice con las **copias físicas** de los títulos (independientemente de que se instalen o no) o que sea necesaria la conexión para **instalar o activar el juego**, pero que una vez hecho esto ya no haga falta volver a acceder a Internet. También cabe la posibilidad de que se soporten ambas opciones, pues la necesidad de conectarse a la Red para activar un juego no deja de ser una condición que limitaría la experiencia.

A cambio, la consola de Microsoft tendría la posibilidad de **bloquear los juegos de segunda mano**, una de las mayores preocupaciones de la industria y de los usuarios, aunque por motivos muy distintos. Los desarrolladores consideran que éstas son ventas que pierden, mientras que para los jugadores es una forma de acceder a títulos por unos precios mucho más asequibles. En cualquier caso, el próximo 21 de mayo saldremos de dudas.