De acuerdo a los rumores más recientes, Pulse, la cada vez más popular aplicación para lectura de contenidos, se encontraría en vías de ser adquirida por LinkedIn, en una contienda donde diversas compañías como Yahoo, Facebook y Microsoft han pujado por comprar la totalidad del servicio, ofreciendo por la propiedad de la app cifras que han ido desde los 50 hasta los 100 millones de dólares. La noticia divulgada señala que las negociaciones están cerca de completarse y deja en claro el furor que se vive actualmente por Pulse, siendo un servicio que resulta bastante atractivo para cualquier internauta, y por ende, para cualquier compañía cuyo territorio de acción sea la internet. Pero, ¿por qué el deseo de adquirir Pulse a un precio tan elevado? Aquí algunas buenas razones, por las que LinkedIn compra Pulse:

Pulse tiene el mojo

Pulse ha logrado llevar la lectura de feeds RSS a un terreno que lo convierte en una experiencia fácil, agradable y sin complicaciones, gracias a su interfaz basada en la visualización de mosaicos. Con presencia de uso en más de 190 países actualmente y un historial de servicio que en todo momento ha cuidado la pulcritud de su sistema, así como la fluidez del uso de la aplicación, por parte de sus consumidores, ha sabido mantenerse del lado de los usuarios.

Cuando Pulse fue lanzada en 2010 su costo era de casi 5 dólares, pero luego fue bajando de precio hasta volverse gratuita, siendo accesible para cualquiera y recurriendo a una estrategia que no apuesta por las inserciones publicitarias, que generalmente interfieren con el uso y limpieza de la app, sino que optaron por incrementar la base de usuarios y generar contenidos patrocinados que no interrumpen la experiencia, sino que la complementan.

Tres motivos por los que Pulse costaría 100 millones de dólares

El caso de Zite (y el impulso de Steve Jobs)

Cuando Jobs era CEO de Apple, en 2010, mencionó la aplicación en un evento de la compañía lo que detonó parte de la fama de la misma, esa fue la primera vez que muchos escucharon hablar de Pulse, y desde entonces no les ha ido tan mal, actualmente cuentan con cerca de 20 millones de usuarios mismos que leen cerca de 10 millones de piezas de contenido al día, en una dinámica donde sus mejores promotores son los propios individuos que viven la experiencia su interfaz.

Mientras que, por otro lado, este tipo de movimientos de adquisición para aplicaciones de gestión de contenidos informativos no son novedosos y pueden ser concebidos actualmente como un movimiento rentable, en 2011 CNN compró en su totalidad el servicio de noticias Zite, por cerca de 25 millones de dólares, y a la fecha se mantiene como un app con gran potencia que aspira a brindar a sus usuarios su propia versión personalizada del magazine perfecto.

Pulse actualmente es la reina del baile y LinkedIn la necesita

La cifra de 100 millones de dólares puede parecer disparatada, pero en un escenario donde empresas pertenecientes a las grandes ligas, como Amazon, Yahoo, Microsoft y Facebook, han demostrado su firme interés por adquirir la compañía, según los reportes, es lógico que los chicos de Pulse puedan darse el lujo de comenzar una puja donde gane el mejor postor. En estos momentos sus números los respaldan, a la par que LinkedIn, en su proyecto por intentar generar una red social más completa y con mejores contenidos para sus usuarios, encontraría en Pulse justo lo que necesita para complementar sus nuevas directrices, como un sitio que genere contenidos profesionales propios del campo laboral y que a la par ofrezca la posibilidad de que sus miembros gestionen la información que desean visualizar a través de ellos.

Tres motivos por los que Pulse costaría 100 millones de dólares

Si LinkedIn compra Pulse o no está por esclarecerse en el transcurso de la semana, sea o no este sitio el próximo dueño de esta aplicación, la noticia deja en claro que este tipo de aplicaciones resultan tremendamente atractivas para las compañías, en razón del poder que le brindan sus propios (y volátiles) usuarios.