Zac Vawter, un hombre al que le amputaron una pierna hace tres años, pudo este domingo subir las 103 plantas de la Torre Willis en Chicago. Lo hizo a través de la "mente", gracias al primer controlador neuronal conectado a su pierna "biónica". Una proeza gracias al desarrollo de la tecnología desde el Rehabilitation Institute of Chicago con el que Vawter pudo subir hasta la cima del rascacielos.

Para que nos hagamos una idea, lo conseguido significa que Vawter solamente debía pensar en ir a un lugar, su mensaje envía una señal a su pierna ortopédica derecha que la impulsa a moverse. Un tipo de tecnología que ya había sido implementada en brazos y dedos, nuca antes en una pierna.

La historia de Vawter, de 31 años, es la historia de un hombre aficionado al atletismo que perdió su pierna tras un accidente de moto hace tres años. El hombre se asociaría con el Rehabilitation Institute of Chicago como parte de las pruebas que allí se estaban desarrollando en torno a nuevos tipos de prótesis.

Hoy, tres años después del accidente, Vawter pudo formar parte de la cuarta edición para la recaudación de fondos Skyrise en Chicago. La primera prueba pública del desarrollo de la tecnología que ha sido todo un éxito.

En 53 minutos y nueve segundos Vawter subió los 103 pisos del rascacielos:

>El equipo entero nos hemos apuntado un gran gol. Es emocionante y espero que sirva para poder ampliar los límites de la investigación y de lo que es capaz de hacer la nueva pierna. Es una gran mejora a las prótesis normales.