Toyota-Prius-Google-Larry-Page

De todas las aplicaciones que puede tener la robótica, una de las más vistosas y que, además, tiene bastante repercusión en los medios de comunicación son los vehículos autónomos, es decir, los coches que se mueven sin conductor gracias a un sistema autónomo capaz de detectar obstáculos gracias a sus sistemas de radar y visión artificial y guiarse gracias a la ruta marcada por un sistema de posicionamiento GPS. Hasta ahora, estos vehículos experimentales se probaban en circuitos cerrados y no podían circular por la vía pública, sin embargo, el Estado de Nevada aprobó ayer un marco regulatorio que permitirá la circulación de vehículos sin conductor por las carreteras estatales.

Nevada es el primer estado en aceptar lo que es sin duda el futuro de los automóviles

Según parece, el Gobernador del Estado de Nevada, Brian Sandoval, estuvo probando el Toyota Prius que Google modificó y convirtió en un vehículo autónomo y quedó bastante impresionado con el resultado, así que instó al Departamento de Vehículos a Motor de Nevada a trabajar en un marco legal que permitiese a las empresas trabajar en estos vehículos y poder probarlos en la vía pública y en las carreteras del Estado con total garantía legal. Para el Estado de Nevada este paso, que les hace ser unos pioneros en esta materia, supone una importante oportunidad para el desarrollo empresarial de la región porque sitúa al Estado en buena posición para recibir empresas que se dediquen a este tipo de desarrollos.

El marco normativo es el resultado del trabajo del Departamento de Vehículos a Motor de Nevada, Google, representantes de la industria del automóvil, profesionales que trabajan en el marco de las pruebas de vehículos, compañías de seguros y universidades; un conjunto interesante de puntos de vista que ha desarrollado una legislación para salvaguardar la integridad de los conductores y los peatones y que esperan sirva de cabeza tractora para que otros estados también trabajen sobre esta materia.

Según comentó el Director del Departamento de Vehículos a Motor, Bruce Breslow:

Estas normas establecen los requisitos que deben cumplir las empresas que quieran poner a prueba sus vehículos autónomos en las vías públicas de Nevada así como sentar las bases a cumplir por los que, en un futuro, adquieran uno de estos vehículos. [...] Nuestro trabajo no termina aquí. El departamento está desarrollando en la actualidad los procedimientos de concesión de licencias para empresas que quieran poner a prueba sus vehículos en Nevada. Nevada se enorgullece de ser el primer estado en adoptar esta tecnología emergente y el departamento espera con interés que surjan nuevas alianzas conforme evolucione la tecnología

Es decir, a partir de ahora, las empresas que quieran probar estos coches en un entorno real podrán solicitar una licencia al Estado de Nevada y obtendrá una matrícula de color rojo que servirá para distinguir que el vehículo es un vehículo autónomo en fase de pruebas y, en el caso de que las pruebas culminen con éxito y el coche pase a comercializarse, se les dará una matrícula de color verde.

Quizás sea pronto para que podamos comprar el Toyota Prius de Google pero, el paso que ha dado el Estado de Nevada, creo que es muy significativo puesto que abre la puerta al desarrollo de una industria que, hasta la fecha, parece más vinculada al mundo de la I+D que al desarrollo de productos comerciales. Quién sabe, quizás en menos tiempo del que nos imaginamos, circulen por el famoso Strip de Las Vegas vehículos que llevan extraños artilugios en el techo y llevan una matrícula de color rojo o una de color verde.

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.