El Nokia Lumia 900 fue una de las novedades más interesantes presentadas en el pasado CES 2012 y una de las grandes apuestas de la finlandesa para este año con respecto al mercado estadounidense, dado lo bien que se les está dando a nivel mundial en su alianza con Windows Phone, vendiendo Lumias 800 y 710 con unos números que han superado todas las expectativas. Una de las principales ventajas del Lumia 900 con respecto al Lumia 800 es su mayor pantalla y ahora parece con el Lumia 910, del que justo acaban de parecer las primeras pistas gracias a una filtración de una compañía vendedora holandesa, la apuesta pasa por mejorar la cámara, que llegaría a los 12 Mpx.

Se sigue así la estela del maltrecho Nokia N8, que era una auténtico despropósito en muchos aspectos pero montaba una lentes y una cámara muy buenas. Así, el 910 sería en cuanto a prestaciones, versión de Windows Phone y tamaño de la pantalla idéntico al 900, con la diferencia de la cámara y que no tendría conectividad LTE. No deja de ser un despiste (¿intencionado?) de una página que ya se ha apresurado a corregir el error y el enlace redirige al Lumia 800, así que hay que dejarlo en el cajón de los rumores hasta que recibamos más confirmaciones.

Hay que notar sin embargo que un movimiento así tendría bastante sentido, en primer lugar porque aumentaría más la oferta de Nokia y Windows Phone, en segundo porque tradicionalmente la compañía ha puesto siempre mucho mimo al apartado de las cámaras en sus teléfonos de alta gama, algo que se perdió relativamente con la incorporación de Windows Phone y que muchos han echado en falta. Por otro lado, es incierto hasta qué punto interfiere con el Lumia 900 al tratarse de dos teléfonos que son muy parecidos entre sí y cuya fecha de lanzamiento se espera en torno a Junio, demasiado próximas entre sí de ser ciertos los rumores.

Nokia se está poniendo las pilas con Windows Phone, y se las está poniendo a base de bien, aunque les ha costado darse cuenta finalmente han acabado comprobando que cuando sacas un terminal bueno no importan tanto las prestaciones de hardware, se van a vender como churros. Corren el peligro sin embargo de liarse a lanzar demasiados modelos, algo que ya los caracterizaba en el pasado, en lugar de centrarse en hacer unos pocos, escalados por ejemplo para llegar a todos los tipos de usuario desde el más bajo al más experto, es probable que acaben lanzando una gama muy extensa, clasificada por número como hasta ahora además y confundiendo al consumidor final. HTC y LG sin embargo, los otros dos grandes fabricantes de Windows Phone ahora mismo deberían empezar a mirar a Nokia de reojo, porque ha entrado en el juego y lo ha hecho a lo grande.

👇 Más en Hipertextual