Como jugador desde que tuve uso de razón, aficionado a productos específicos, no me entra en la cabeza que de repente el teléfono inteligente de moda sea considerado una consola propiamente dicha. El libro Guinness de los Records ha nombrado al iPhone 4 sistema de juegos portátil más rápidamente vendido de la historia, con más 1.5 millones de unidades colocadas en su primer día.

Sí, no cabe duda que la diferencia respecto a las 200.000 unidades de PlayStation Portable y el medio millón que sumó Nintendo DS, es abismal. Ahora bien ¿es lícito comparar smartphones con consolas portátiles? Puede que desde una perspectiva simplista sí, pero no olvidemos que pese a la multitud de aplicaciones a que se presta hoy día una portátil, todo smartphone siempre estará un paso por delante en prestaciones.

La audiencia potencial de cualquier teléfono, pese a la apertura de mercado de Nintendo y compañía, es infinitamente mayor a la de cualquier consola. Es lógico entonces que el iPhone haya duplicado cifras, pues ni por asomo ese millón y medio de compradores van a terminar usándolo para jugar, mucho menos con la asiduidad inherente a PSP o DS. Ésta debería ser la premisa con que Guinness dictaminase qué puede considerarse y qué no un "sistema de juegos portátil".

Sea como fuere, los hechos son los que son. El iPhone 4 quedará en los anales históricos como una de las portátiles más exitosas, dando la razón a quienes ven en Apple una de las principales amenazas de Nintendo y Sony (ya se ha agenciado algunos responsables de compañías especializadas, de hecho).

No son éstos los únicos records recogidos en el último número de la publicación sobre máximas metas videojugables que la organización publica anualmente. Gaz Deaves, editor, habla en estos términos del teléfono de Apple:

El lanzamiento del iPhone no sólo ha cambiado la industria móvil, sino también la del videojuego. Con la infinita selección del App Store y un dispositivo intuitivo, Apple ha creado un gigantesco especio no sólo para sí misma, sino también para el género de los juegos casuales, que literalmente proporciona entretenimiento a los usuarios allá donde estén.

El App Store, se corona también como la plataforma de aplicaciones más popular y extensa: sus 259.740 apps (a fecha de octubre de 2010) han sido descargadas unas 6.500 millones de veces. De ellas, 37.362 son juegos, muy por encima de Steam (1.110) o Xbox Live Arcade (1.300).

Apple es además la compañía con la línea de lanzamiento más extensa. 500 juegos disponibles desde el día uno del App Store, muchos de ellos reconocidos por Guinness ya sea en cuanto a descargas globales (Angry Birds) rapidez en ventas (Plants vs. Zombies) o popularidad de la franquicia (Tap Tap Revenge).

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.