iOS probablemente sea el mejor sistema operativo para dispositivos móviles del mercado. Digo probablemente porque al final es un tema de gustos y lo que a mi me parece buenísimo a ustedes les puede parecer un desastre. Sea como sea, es lo que mejor me acomoda, donde soy más productivo y lo más estable. Debido a que las actualizaciones son controladas por Apple, siempre tengo la última versión, independientemente de la operadora telefónica o el modelo de dispositivo que tengo.

Como todos los años, el WWDC de Apple será el lugar para anunciar la nueva versión del sistema operativo (muy probablemente junto a un nuevo iPhone) con nuevas funciones y nuevas características. Esto no es una serie de predicciones, sino cinco características nuevas que considero que deberían incluir para mantenerse competitivos, para hacernos más fácil la vida y darle más usos a los dispositivos.

1. Un nuevo sistema de notificaciones

Los popups con mensajes resumidos y el título de la aplicación dejaron de ser útiles hace bastante tiempo, sobre todo ahora que pueden ser decenas de aplicaciones las que usan el sistema de notificaciones y solo se puede ver una a la vez. Android y WebOS están años luz por delante de iOS con relación a las notificaciones y es momento de hacer una mejora sustancial en este aspecto.

2. Una nueva pantalla de standby

En la actualidad, la pantalla de standby o espera de iOS consiste en un reloj, un deslizador para desbloquear el teléfono y algún fondo de pantalla (que cambia cuando el aparato se está cargando). Es demasiado espacio desperdiciado que podría ser usado para visualizar todo tipo de información con solo presionar un botón y sin desbloquear el teléfono. Llamadas perdidas, cuántos mensajes nuevos de cierta aplicación, el clima, precios de acciones, etcétera. La información puede ser agregada por medio de widgets, por ejemplo.

3. Sincronización inalámbrica

Si el iPad es un dispositivo post-PC es ridículo que se necesite conectar vía USB a una computadora para hacer sincronización o actualización de firmware. Las dos cosas deberían hacerse de forma inalámbrica y mientras menos dependa de iTunes, mejor. Además, si quiero pasar canciones desde un equipo a otro, ¿por qué no hacerlo vía inalámbrica? El cable ya sobra.

4. Nuevas APIs para obtener datos en segundo plano

Muchas aplicaciones necesitan descargar contenidos de forma periódica cada cierto tiempo, aún cuando no es la aplicación activa. Lectores de feeds RSS, aplicaciones de Twitter, software como Flipboard o Reeder. Inclusive aquellas compañías que ofrecen versiones digitales de revistas, necesitan que los ejemplares se descarguen cada cierto tiempo.

Kindle ya ofrece la posibilidad de suscripción a blogs, periódicos y revistas que descargan contenido durante la noche para estar disponible al día siguiente por la mañana. En un iPhone o iPad hay que abrir la aplicación para que haya descarga de contenidos. Es importante que Apple libere APIs que permitan la obtención de información en segundo plano. A mi me encantaría levantarme y tener el Flipboard recién actualizado apenas lo abro.

5. Instalación de aplicaciones "no autorizadas"

Android tiene un pequeño switch en la Configuración que te permite la instalación de aplicaciones no autorizadas, es decir, que no estén en el Market. Apple debería, de una vez por todas, permitir la instalación de aplicaciones que no estén en el App Store. Aún cuando sea una preferencia escondida detrás de 10 pantallas previas que haga todo tipo de advertencias sobre el problema de seguridad que representa. Después de todo será activad por un pequeño porcentaje de power users y el resto tal vez ni se entere que la preferencia existe.

Se que las posibilidades de que esto pase son muy poco probables. Pero nada cuesta pedir (o soñar).

6. Soporte nativo del contenedor MKV

Al igual que el punto anterior, es pedir cosas muy poco probables, pero considerando que Mastroska (.mkv) es un formato contenedor de videos sumamente popular en internet, Apple debería darnos la posibilidad de poder usarlo de forma nativa en el iPad y el iPhone.

Foto: Jorge Quinteros