Para muchas personas que usamos Spotify el futuro de la música es difícil que tenga otro camino que la posibilidad de escuchar todas las canciones que existen, en el momento que queramos, pagando una pequeña cuota mensual. Y si lo sabemos nosotros, no hay duda que Apple ya lo imaginó y ha puesto su maquinaria en movimiento. Aunque no como quisiéramos.

Apple ha dicho que están negociando con las cuatro principales discográficas de EEUU y el mundo —Universal, Sony, Warner y EMI— para que toda canción comprada por medio de iTunes pueda ser descargada tantas veces como el cliente quiera. No es algo muy revolucionario, es lo mismo que ocurre con las aplicaciones en la App Store actualmente, la compro y me la descargo en cualquiera de mis dispositivos, una y otra vez. De todas formas, esto podría ser el primer paso de la estrategia de Apple para detener el avance de los servicios de música online, cada día más populares, como lo son Pandora en EEUU y Spotify en parte de Europa.

Nos cuentan en Appleweblog:

El acuerdo podría alcanzarse a mediados de año, permitiendo la redescarga incluso si hemos perdido los originales. Actualmente, al intentar descargar un tema ya comprado, una advertencia nos recuerda que ya lo descargamos en su día, sin opción alguna de volver a hacerlo pese a no haber conservado el archivo de marras.

Es cosa de pocos años para que la actual industria de la música sea sepultada por novedosas formas de distribución y consumo de canciones y discos. El camino parece estar en tener toda nuestro catalogo personal en la nube, y escucharlo donde y cuando queramos. Y servicios como Spotify con una variedad casi infinita, que hace innecesaria la compra o descarga de música. Es probable que el modelo actual de iTunes tenga que cambiar, esto es un paso lógico pero aun hace falta más.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.